El Príncipe llama a los jóvenes emprendedores españoles a ser referentes mundiales
El Príncipe Felipe, durante un encuentro con unos jóvenes del programa «Talentum» en el MWC - afp

El Príncipe llama a los jóvenes emprendedores españoles a ser referentes mundiales

«Han sido años díficiles, y para algunos lo sigue siendo», asume Don Felipe, «pero necesitamos mirar adelante»

Actualizado:

«Es el momento de crear, de innovar, de lanzar nuevas ideas y compañías que puedan convertirse en referencias mundiales». El Príncipe Don Felipe ha lanzado esta mañana un mensaje de aliento y de apoyo a los «jóvenes emprendedores» que bien sea en San Francisco, en Europa, en Barcelona, Madrid o cualquier otra ciudad española se están montando en la ola de las nuevas tecnologías para, desde ya, transformar la economía.

En la segunda jornada de su presencia en el Congreso Mundial de Móviles de Barcelona (MWC), Don Felipe ha participado en la primera edición del evento Four Years Fron Now (4YFN), un foro paralelo al salón centrado en los jóvenes emprendedores dentro del paraguas de la «capitalidad» barcelonesa del móvil, y apoyado por el ICEX.

Junto a algunos de los participantes del foro, el Príncipe, en el inglés que es la «lingua franca» del sector, ha adoptado un tono franco, nada protocolario. «Estos han sido unos años difíciles. Esto puede sonar a excusa, pero no lo es. Ha sido duro, y para algunos lo sigue siendo, pero no os voy a cansar con la crisis. Necesitamos mirar adelante», les ha explicado Don Felipe, que ha remarcado que ha sido precisamente durantes estos años de dificultades económicas cuando ha surgido «un dinámico espíritu emprendedor» que está transformando no solo la economía sino la manera cómo vivimos.

Junto a algunos ejemplos de jóvenes emprendedores españoles, unos instalados en Silicon Valley, otros desde España, otros con oficinas a un lado y otro del Atlántico, en Nueva York, en Sau Paulo... todos liderando exitosos proyectos empresariales, Don Felipe se ha mostrado convencido de que esta corriente, este espíritu, «catalizará el progreso en nuestras sociedades, disparando el crecimiento económico y el empleo».

Destacando el papel de ayuda a las «startups» desarrolla por ejemplo la Fundación Príncipe de Gerona, y un día después de haberse reunido en Barcelona precisamente con un ejemplo de estos nuevos «catalizadores» sociales, el fundador de Facebook, Don Felipe ha hecho un llamamiento a establecer un «entorno favorable que haga que nuestras ideas y nuestras empresas puedan crecer, creando riqueza y empleos, y alcanzando una economía de escala que les permita afrontar retos y dificultades».