Imagen del lugar en el que resultó herido el 4 de febrero de 2006
Imagen del lugar en el que resultó herido el 4 de febrero de 2006 - yolanda cardo

El Ayuntamiento llevará a Fiscalía los hechos que narra «Ciutat Morta»

La Generalitat, por su parte, ve insuficiente la condena por torturas a dos guardias urbanos para reabrir el llamado caso «4-F»

Actualizado:

El teniente de alcalde de Seguridad de Barcelona, Joaquim Forn, ha anunciado este lunes que el Ayuntamiento llevará a la Fiscalía el documental «Ciutat Morta», que narra las presuntas torturas de cuerpos policiales a detenidos tras el desalojo de una fiesta en un teatro 'okupado' en el que un agente acabó herido de gravedad.

En rueda de prensa, Forn ha explicado que en caso de que aparezca cualquier prueba sobre los hechos ocurridos el 4 de febrero en el Palau Alòs de la calle Sant Pere més Alt, los llevarán a la Fiscalía, pero que, además, a petición del alcalde, Xavier Trias, enviarán un escrito al Ministerio Fiscal que incluirá el documental para que lo revisen y, si consideran que contiene nuevas pruebas, reabran el caso.

«Lo que me preocuparía es que desde el Ayuntamiento o desde la Guardia Urbana se escondieran cosas. Todo lo contrario: transparencia absoluta», ha explicado Forn que, si bien ha recordado que muchos de los hechos denunciados en el documental ya han sido juzgados y sentenciados, considera que sí hay testimonios que la Fiscalía debería estudiar como elemento nuevo y dirimir si supone una prueba que merezca la reapertura del caso.

Por su parte, el conseller de Justicia de la Generalitat, Germà Gordó, ha considerado que no es suficiente para reabrir el caso 4F que dos agentes de la Guardia Urbana que habían sido testigos de cargo en el juicio contra los jóvenes inculpados hubiesen sido condenados en otra causa por torturas.

«La sentencia de otro caso no es suficiente. Cada caso es cada caso», ha valorado Gordó al ser preguntado este lunes en una rueda de prensa por la polémica surgida a partir de la emisión del documental «Ciutat Morta».

El conseller ha considerado que la causa sí que se podría reabrir si sale a la luz «alguna prueba suficiente», algo que está previsto en los procedimientos judiciales, y ha justificado no poder hacer más valoraciones de fondo al no haber visto el documental.