ABC

Moda

Cuando el plumífero consolidó su reinado

Los abrigos acolchados encuentran su sitio más allá de la alta montaña. Aprende a llevarlos

Moncler - Instagram
ActualizadoMaría AguirreMaría Aguirre ColaboradorSeguirLeer despuésCompartir

En su desfile otoño-invierno 2017/2018, Versace subió a la pasarela varias versiones de plumífero con las que tratar de convencernos. Un año antes ya lo habían hecho Balenciaga, Balmain y Dior junto a muchos otros. La moda empezó a dictar entonces la posibilidad de tener en cuenta este abrigo acolchado nacido en 1940 como una buena inversión para el lujo.

Y es que, aunque sus credenciales callejeras han permanecido incuestionables (Fue todo un símbolo de los paninari, esa subcultura juvenil integrada por adolescentes de familias bien surgida en Italia en la década de los 80; como lo fue también de la estética hip hop diez años después) en Alta Costura nunca se había cuestionado. Hasta ahora.

Vetements fue, como no, uno de los responsables de cambiar las reglas del juego. Logró crear un equilibrio entre el lujo y el streetwear en el que, por qué no, una chaqueta de plumas podía llegar venderse a precios de más de tres ceros. Y podía además formar parte del día a día aún combinada con prendas impensables. ¿Por qué no empezar a utilizar como aliada algo que pueda resguardarnos mejor que nada de las bajas temperaturas?

Códigos de uso

Uno de los modelos propuestos por Versace
Uno de los modelos propuestos por Versace - D.R.

Como todo, dar con la pieza adecuada y el look idóneo en el que incluirla requiere de cierta habilidad. Lo bueno es que, una vez lo logras, un buen plumífero puede utilizarse casi con cualquier cosa y te salvará de llevar varias engorrosas capas en invierno.

Estéticamente el mercado ofrece esta temporada desde las versiones más deportivas hasta siluetas oversize, pasando por modelos largos, tipo bomber u otros que recuerdan a las clásicas parkas o incluso a las trencas. El catálogo de posibilidades es amplísimo pero los requisitos necesarios no todos los cumplen.

Uno de los diseños de Moncler
Uno de los diseños de Moncler - Instagram

Una de las primeras claves que debes buscar es que sea ligero. Que no resulte pesado no quiere decir que no abrigue ni mucho menos. Los tejidos técnicos están preparados no solo para la comodidad y transpiración sino para aislar del frío de la mejor forma posible. Algunos incluso nacen ni siquiera para ser lucidos, sino como una segunda piel sobre la que colocar otro abrigo o chaqueta.

Después, elige bien el color. Salvo que lo quieras para ir a la alta montaña (en cuyo caso siempre serán bienvenidos los tonos neón), lo mejor es mantenerse alejado de los colores ácidos y optar mejor por los clásicos negro, azul marino o verde militar para poder sacarles el máximo jugo. Las telas empleadas en las chaquetas de plumón a menudo vienen con un brillo sutil, lo que significa que los colores pueden ser más matizados. Si juegas con las tonalidades que se complementan entre sí los resultados pueden ser muy interesantes.

Herno
Herno - Instagram

Todo lo contrario que los tejidos, cuanto más se diferencien entre sí, mejor combinación saldrá. Lana, pana, denim e incluso piel pueden ser grandes aliados en forma de jerséis, camisas o pantalones. Siguiendo esta misma regla, es importante contrarestar el efecto voluminoso del acolchado y una de las mejores propuestas suele ser utilizarlo sobre un jersey de cuello alto (recuerda los tips de estilo que te mencionamos aquí) que estiliza la figura o incluso acompañando a un traje. Atrévete a jugar.

------

Si te gustó este artículo, suscríbete a nuestra newsletter semanal gratuita o síguenos en Instagram y Facebook.

comentarios