Los beneficiarios de la Ley de Dependencia podrían reducir la aportación a su financiación
Los beneficiarios de la Ley de Dependencia podrían reducir la aportación a su financiación - ABC

El Congreso obliga al Gobierno a cambiar el copago de la Ley de Dependencia

La Comisión de Sanidad respalda una Iniciativa Legislativa Popular que trata de corregir los errores de la ley aprobada por Zapatero

MadridActualizado:

El Gobierno tendrá que revisar los criterios del copago para financiar la Ley de Dependencia, después de que la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados aprobara esta mañana la Iniciativa Legislativa Popular impulsada por el Cermi (Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad). Es la pimera vez que una propuesta de carácter social llega al Parlamento por esta vía.

Esta iniciativa ha sido respaldada por más de 740.000 firmas y, una vez que pase el filtro de la comisión parlamentaria, llegará al Pleno como Proyecto de Ley para su debate. La mayoría de los grupos parlamentarios han respaldado en sus intervenciones esta propuesta, que ha sido defendida esta mañana en la Cámara Baja por el portavoz de la plataforma que promueve las modificaciones legislativas, Luis Cayo Pérez. Con estos cambios tratan de paliar los errores de la ley aprobada por el Gobierno de Zapatero, que no contenía una memoria económica de la misma.

El promotor inició su intervención en la Comisión afirmando que han «comprobado con tristeza y desolación como el copago ha sido uno de los elementos más preocupantes y ha llevado a la sensación generalizada del fracaso del sistema y de profunda decepción».

Cayo Pérez ha calificado el copago como «confiscatorio» y ha subrayado que«castiga a aquellas personas con discapacidad que generan ingresos propios. Cuanto más ganas, más tienes que aportar al copago». Ademas, «expulsa del sistema a las personas que no pueden hacer frente al copago».

Medidas propuestas

Como primera medida los miembros del Cermi, que agrupa a buena parte de las asociaciones del colectivo, proponen ampliar los factores que se tienen presentes a la hora de determinar tanto el nivel de renta como el patrimonio del usuario; añadiendo a la edad el momento vital de aparición de la situación de dependencia y su mayor o menor prolongación a lo largo de la vida de la persona beneficiaria.

La segunda modificación es la exención del copago a quienes perciben menos de 1.331 euros al mes (2,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples). El tercer cambio sería fijar una aportación máxima por persona que no sea superior al 60% del coste que entraña percibir un servicio. Finalmente, quieren que a la persona en situación de dependencia se le garantice una cantidad destinada a gastos personales que no sea inferior al 40% de su capacidad económica.

Desde el PSOE se ha calificado de «insostenible» la situación de la ley de dependencia porque el sostenimiento del sistema recae en las personas dependientes. A su juicio el copago es «injusto».

Desde el Partido Popular se han señalado las «deficiencias» de la normativa aprobada por el Gobierno de Zapatero y han recordado que se encontraron con un sistema «colapsado». Por ello, el Gobierno del PP «inicio una serie de reformas para superar estas deficiencias».