sociedad

Una familia grancanaria oculta a su hijo de 15 años sin inscribir ni escolarizar

Antes de que naciera, dos hermanos suyos habían sido declarados en desamparo y se había retirado la custodia a los padres

Actualizado:

El Grupo de Menores y Familia de la Policía Canaria ha localizado en Gran Canaria a un menor de 15 años que no había sido inscrito en el Registro Civil y que nunca había sido escolarizado en un centro educativo, según ha informado el Gobierno canario.

La familia había ocultado al niño para evitar la posible intervención de los Servicios Sociales, ya que con anterioridad a que naciera, sus dos hermanos habían sido declarados en desamparo y se había retirado la custodia a sus padres, de acuerdo con la investigación llevada a cabo por la Policía Canaria, informó Efe.

El Grupo de Menores ha puesto en conocimiento de los hechos a los juzgados, a la Fiscalía de Menores de Las Palmas y a la Dirección General de Dependencia, Infancia y Familia, con el objeto de que se tomen las medidas oportunasen base a la protección del menor, indica la nota.

El joven de 15 años ingresará en un centro de menores para su valoración psíquica y sanitaria, lo que luego permitirá adoptar una decisión sobre su situación, han informado a Efe fuentes de la Fiscalía. El menor, que tampoco ha sido vacunado, presenta un buen aspecto y sí ha recibido asistencia sanitaria durante estos años cuando lo ha precisado, según han señalado fuentes de la Fiscalía, tras tomar declaración a él y a sus padres.

El adolescente fue localizado hace pocos días por la Policía Canaria, que desde hace un mes investigaba el caso, según informó en un comunicado el Gobierno autónomo, cuyas autoridades decidirán sobre su situación una vez sea valorado su estado.

Tanto el menor como sus padres, que residen en Las Palmas de Gran Canaria, han comparecido hoy ante la Fiscalía, que tramita un expediente de riesgo dada la situación del chico y además investiga la posible responsabilidad sobre este hecho de otras personas que conocían el caso y que no lo habían puesto en conocimiento de las autoridades.

Según la Policía Canaria, la familia había ocultado al niño para evitar la posible intervención de los Servicios Sociales, ya que con anterioridad a que naciera, sus dos hermanos habían sido declarados en desamparo y se había retirado la custodia a sus padres.

El menor tiene además de esos dos hermanos declarados en desamparo otros que residen en el domicilio familiar y están «en perfecto estado y debidamente escolarizados», han señalado fuentes de la Fiscalía. De momento, el Ministerio Público no ha tomado ninguna medida sobre los padres.