Seis de cada diez nuevos jueces son mujeres
Ana Ferrer, primera mujer que llega a la Sala de lo Penal del Supremo - efe

Seis de cada diez nuevos jueces son mujeres

Actualizado:

Seis de cada diez nuevos jueces en España son mujeres y ellas suponen ya el 51 % de los 5.219 magistrados en activo en todo el país. Estos son los datos recopilados por el Servicio de Estadística del Consejo General del Poder Judicial en el «Informe sobre la estructura de la carrera judicial a 1 de enero de 2014».

Así, el 63,2 % de los 231 nuevos jueces que en 2013 ingresaron en la carrera judicial por el turno libre eran mujeres y su media de edad era de poco más de 32 años. Continúa de este modo la tendencia observada en años anteriores, ya que de todos los ingresos producidos en 2012 también el 66,1 % correspondieron a mujeres.

De hecho, ellas suponen ya más de la mitad de los 5.219 jueces en activo en toda España y son más jóvenes que sus compañeros varones: la media de edad es inferior a los 45 años, frente a los 50 años de los hombres. También tienen menos antigüedad media en la carrera: 14 años frente a casi 19.

Por tipo de órganos judiciales, la presencia femenina es mayoritaria en los Juzgados de Violencia sobre la Mujer (66,7 %) y en los Juzgados de Primera Instancia e Instrucción (65,1 %), mientras que en los Juzgados de lo Mercantil representan solo el 26,6 %.

Un caso aparte es el del Tribunal Supremo, en el que las nueve magistradas con plaza en este órgano a 1 de enero de 2014 suponían el 11,7 % del total, si bien este porcentaje se ha incrementado ligeramente después del nombramiento en los dos plenos del CGPJ celebrados este año de Inés Huerta para la Sala de lo Contencioso-Administrativo y de Ana Ferrer para la de lo Penal, la primera mujer en esta sala en la historia del alto tribunal.

Por territorios, las mujeres son mayoritarias entre los jueces de nueve comunidades autónomas, destacando el porcentaje que alcanzan en el País Vasco (61,4 %); mientras que en la Región de Murcia suponen solo el 40,3 %, aunque donde la presencia femenina es más reducida es en los órganos centrales -el Tribunal Supremo y la Audiencia Nacional-, con un 23,1 %.

En cuanto a la media de edad de los jueces españoles, el informe revela que es Canarias el territorio con magistrados más jóvenes -menos de 44 años de media-, mientras que en Madrid sube por encima de los 51 años. Mientras tanto, en los órganos centrales la media es de casi 60 años, llegando a los 62 y medio en el Tribunal Supremo.

Por lo que respecta a la antigüedad en la carrera judicial, vuelve a ser Canarias la comunidad autónoma con jueces más noveles -poco más de 12 años de ejercicio-, mientras que Aragón cuenta con los más experimentados, con una media de más de 20 años. Esta cifra solo es superada en los órganos centrales, donde la media de antigüedad es de 28 años y medio.

El informe también refleja el número de jueces en activo por cada cien mil habitantes, clasificación que encabezan Asturias (14), Cantabria (13) y Galicia (12,4) y que cierran Navarra (9,8) y Castilla-La Mancha (9,3).

Por último, el Servicio de Estadística ofrece datos sobre la tasa de permanencia en el mismo órgano judicial respecto al 1 de enero de 2013. La Rioja es el único territorio donde no se ha producido ningún movimiento, mientras que en Cataluña ha cambiado de destino algo más del 10 % de los jueces, si bien un 6,8 % se ha ido a otro órgano de la misma comunidad autónoma. EFE