Foto: REUTERS | Vídeo: ATLAS

Bruselas alerta a España de que las medidas expansivas trastoquen el objetivo de déficit

A pesar de que la Comisión Europea avala los Presupuestos nacionales de este año, avisa a España de que «esté lista para tomar más medidas» para cumplir con el Pacto de Estabilidad

BruselasActualizado:

La subida del 1,6% de las pensiones, incluida en los Presupuestos Generales del Estado, no ha pasado por alto para Europa. En la comparecencia de hoy del comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, donde ha anunciado que España saldrá del control de Europa a final de este año, se ha alertado de que el pacto que mejora los emolumentos de los pensionistas altere la hoja de ruta nacional para llegar a cumplir con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento. Esta normativa establece que los países comunitarios no deben superar el 3% de déficit, un objetivo que ya ha cumplido Francia, por lo que España se queda sola hasta finales de año cuando sí lo cumpla.

Aunque la Comisión Europea (CE) ha avalado el borrador del Gobierno de los Presupuestos, donde ya aparece esta subida en las pensiones, avisa al Gobierno de que «esté preparado para tomar más medidas» con el fin de no salirse de la ruta marcada. Bruselas señala que la subida de las pensiones y el aplazamiento del factor de sostenibilidad «ponen en cuestión el compromiso» de España con las reformas que se aprobaron en 2011 y 2013.

Así, las recientes medidas expansivas españolas no estaban contempladas por el ejecutivo europeo en sus primeras estimaciones de déficit para este 2018, donde previó que nuestro país llegaría al 2,6%, cuatro décimas más de lo pactado previamente. Sin embargo, con el borrador de los Presupuestos por delante, las previsiones de déficit aumentan una décima, hasta el 2,7%. «No está previsto que España cumpla ni el objetivo de déficit ni el esfuerzo fiscal pedido en 2016», explican desde Bruselas. A pesar de las valoraciones europeas, España aún confía en reducir el déficit al 2,2% del PIB pactado.

Además, para el 2019, la CE pide un esfuerzo fiscal del 0,65% del PIB, sobre todo por la alta tasa de paro que sigue teniendo España. Por ello, el vicepresidente de la Comisión Europea para el Euro, Valdis Dombrovskis ha indicado que aunque el desempleo desciende rápidamente «aún hay problemas estructurales». En ese sentido, se pide implantar medidas eficaces que incentiven la contratación indefinida, una de las batallas que tiene España en materia laboral.

En cuanto a la deuda pública, el ejecutivo europeo «aconseja aprovechar el viento a favor para acelerar la reducción del ratio de deuda pública con respecto al PIB», la cual continúa rozando el 100%.

Italia, en el punto de mira

Otra de las cuestiones a las que mira con expectación la Comisión es la deriva que tomará Italia después de que cada vez esté más cerca la formación de un Gobierno populista y euroescéptico. La probable elección el próximo lunes de Giuseppe Conte como primer ministro del país hacen temblar los mercados del estado transalpino, que registra la segunda mayor deuda pública de los países comunitarios, 131% del PIB. «La deuda italiana es una cuestión importante para el futuro de Italia y necesita una respuesta creíble», ha sostenido Moscovici.

De hecho, la prima de riesgo italiana volvió a niveles de hace un año, de cuando Marine Le Pen se postulaba para llegar al Gobierno francés. La amenazante subida de la prima en Italia pone en alerta a los países periféricos de la UE, entre ellos a España, cuya prima de riesgo marca actualmente los 93,30 puntos, más de la mitad de la italiana, situada en los 190 puntos.