nuevo libro

«El imperio español debe recordarse como el hecho esencial del pueblo español»

Hugh Thomas presenta en el Aula de Cultura de ABC su libro «El señor del mundo. Felipe II y su imperio»

Hugh Thomas junto al director del Aula de Cultura de ABC, Francisco Robles
Hugh Thomas junto al director del Aula de Cultura de ABC, Francisco Robles - rocío ruz

Hugh Thomas presentó este miércoles en el Aula de Cultura de ABC su nuevo libro, «El señor del mundo. Felipe II y su imperio» (Planeta), obra con la que cierra una trilogía integrada por otras dos obras: «El imperio español» y «El imperio español de Carlos V». Al comenzar el acto, que patrocinan el Banco Sabadell y la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, comentó que «soy un historiador inglés que pretende mostrar que el imperio español debe ser recordado como el hecho esencial de la historia del pueblo español». Además, añadió que «el imperió dejó una historia profunda aunque Iberoamérica sea hoy el continente más olvidado del mundo».

A continuación, dijo que se debe recordar el siglo XVI por cuatro razones. En primer lugar por sus hombres, es decir, por los conquistadores. Llegados a este punto, hizo mención de las veinte personas que lideraron la conquista en dicha centuria, «19 eran castellanos y uno italiano, Cristóbal Colón». Entre estos destacó especialmente a Hernán Cortés como «mi gran héroe», subrayando las cartas que el extremeño le envió a Carlos V, «que son una joya de la literatura española del siglo XVI». También tuvo palabras elogiosas para los hermanos Pizarro, Ponce de León, Valdivia, Pedro de Mendoza —primer conquistador de Buenos Aires— o López de Legazpi. «Esos veinte nombres de los conquistadores tendrían que estar grabados en oro en los portones de la historia de España».

Otra razón para recordar el siglo XVI es por sus eclesiásticos, «que dieron al imperio el propósito cristiano». En este apartado destacó la labor fundamental de los franciscanos en la cristianización de Nueva España y la de los jesuitas. Muy asociado a los eclesiásticos estaban los arquitectos, que también cimentaron el imperio con la construcción en el nuevo mundo de catedrales, monasterios y palacios, «en una expansión sólo comparable a la de la época gótica en Europa».

Una última razón que citó Hugh Thomas fue la de los escritores como Alonso de Ercilla, «que transformaron los logros del imperio español en literatura».

Toda la actualidad en portada

comentarios