Ciencia

España, principal destino para observar las estrellas

La Fundación «Starlight» para la protección de la oscuridad defiende desde España este derecho como patrimonio universal y atractivo turístico

efe - Actualizado: Guardado en: Ciencia

El futurista turismo de las estrellas ya está aquí y se practica a ras de tierra, mirando al cielo nocturno cuando es «certificadamente» nítido y transparente y está oscuro y despejado. La Fundación «Starlight» para la protección de la oscuridad que nos permite ver las estrellas, defiende desde España este derecho como patrimonio universal común y atractivo turístico, la última frontera para la evasión terrenal, la ensoñación y la ciencia. A la luz, dicen, los astros no se perciben, por lo que reclaman la oscuridad de la noche como un «derecho inalienable», ante la amenaza de la creciente contaminación lumínica.

España encabeza la lista de reservas y destinos turísticos «Starlight», iniciativa que respalda UNESCO, la Organización Mundial de Turismo, la Unión Astronómica Internacional y el Instituto de Astrofísica de Canarias, donde nace y donde se certifican los primeros puntos de observación estelar a cielo abierto. Portugal, Chile y próximamente Canadá son otros de los países que se apuntan al llamado internacional para preservar el cielo nocturno en áreas debidamente definidas e identificadas.

El presidente de la Fundación, Luis Martín, explicó que desde su creación, en 2007, y con la Declaración de La Palma, de ese mismo año, se ponen en marcha mecanismos y acciones para valorar y conservar la visión de las estrellas como un importante recurso científico, cultural, medioambiental y turístico. El cielo está desapareciendo para una generación que ya no lo ve entre las luces que constantemente contaminan la noche urbana y si esa tendencia no se detiene será una pérdida que afectará a todos los países del planeta, añadió.

Para «Starlight», subrayó Martín, el cielo estrellado es no solo un maravilloso espectáculo natural sino la puerta de un universo que tenemos que conocer mas y al que todos pertenecemos. «Mantener un cielo limpio y libre de la contaminación luminosa no es una necesidad exclusiva de los astrónomos sino también un derecho de los ciudadanos y de muchas especies que necesitan del cielo oscuro para su pervivencia», insistió.

La vida «vive» 24 horas y ese es un concepto que se olvida mientras más urbana es la sociedad y se aleja de su necesaria relación con los ciclos que han marcado la luna y las estrellas durante millones de años de evolución. Más de la mitad de las criaturas del planeta son nocturnas y se ven afectadas por la degradación de la calidad del cielo nocturno, que «Starlight» aboga por proteger.

Un cielo singular

Las certificaciones «Starlight» reconocen un cielo singular según su transparencia: por la definición de las estrellas sobre el horizonte; nitidez («seeing»): por la identificación de estructuras en superficies estelares; oscuridad: medida por fotómetro y menor a 21 mag/arcsec2 de contaminación lumínica; y despejado en un 50%. Las «Reservas Starlight» son áreas impolutas con luz natural nocturna intacta y un centro o «core» de oscuridad absoluta.

También se califican como destinos turísticos «Starlight» aquellos puntos geográficos con valores asociados a la calidad del cielo nocturno, como intereses culturales, arquitectónicos, astronómicos, naturales o científicos, con el turismo como una de las más importante actividades motoras del planeta.

Entre los Destinos Turísticos «Starlight» ya certificados están Alqueva, en Portugal; la Reserva de la Biosfera Valles del Leza, Jubera, Cidacos y Alhama, en La Rioja; Granadilla de Abona, en Tenerife y Gredos Norte, y La Palma, Montsec (Lérida) y el Parque Nacional "Fray Jorge" (Chile), que además son «Reserva Starlight». Y en diferentes etapas del proceso de calificación esperan la Reserva de la Biosfera de Fuerteventura, Antofagasta (Chile), el Parque Nacional del Teide (Tenerife), Corona forestal 2000 (Tenerife), Sierra Morena (Jaén), Javalambre (Aragón), la Reserva de la Biosfera de Doñana (Huelva), Monfragüe (Cáceres) y la Reserva de la Biosfera Southwest Nova Scotia, en Canadá.

La Fundación, cuyo patronato preside de forma honorífica el príncipe Felipe de Borbón y Grecia, ha instaurado el 20 de abril como el Día Internacional del Derecho a la Observación de las Estrellas y es adalid de la Declaración Universal sobre el Derecho a la Luz de las Estrellas. Además, capacita a guías «Starlight» como «intérpretes» válidos del patrimonio cultural del firmamento y la riqueza natural de la noche.

Toda la actualidad en portada

comentarios