Padres e Hijos

Padres e Hijos / familia

Cómo evitar que a tu hijo le roben las contraseñas del ordenador

Los chavales las desvelan fácilmente, sin pensar en el riesgo que supone que alguien tenga la llave de su intimidad

Día 03/08/2012 - 10.09h
Cómo evitar que a tu hijo le roben las contraseñas del ordenador

Compartir

El «hacking» es una de las conductas delictivas cada vez más comunes en adolescentes o menores que acostumbran a acceder a los perfiles de las redes sociales que frecuentan en compañía de otros menores amigos suyos y que, incluso, llegan a compartir esas contraseñas. «Las desvelan fácilmente, sin pensar en el riesgo que supone que alguien tenga la llave que abre gran parte de tus secretos e intimidad. Si nada es para siempre, la amistad a esas edades es tan variable como un día de abril. Y tras las rupturas de lazos emotivos vienen las venganzas públicas en internet», explican Oliver Tauste y Pere Cervantes, autores del libro «Tranki Pap@s», un practico manual para aprender a proteger a niños y jóvenes de los peligros de internet.

Otras veces, prosiguen estos expertos en la maternia, «ni siquiera se ha llegado al enfado. Los menores en ocasiones conocen las claves de sus amigos, ya que ellos mismos se las han facilitado pensando que no corrían ningún riesgo». En cualquier caso, el «hacking» es una conducta delictiva cada vez más común en adolescentes o menores que acostumbran a acceder a los perfiles de las redes. Por eso, y para prevenir el «hacking» desde el primer momento estos profesionales advierten a los padres que mentalicen a sus hijos de lo intrasferibles que deben ser las contraseñas, tanto las usadas en el acceso a perfiles en redes sociales como aquellas que permiten entrar en una cuenta de correo electrónico. Estos son algunos de los consejos extraídos del manual «Tranki Pap@s» para que los padres puedan hacer frente al temido «hacking» que puedan sufrir sus hijos:

1. Inculque a sus hijos que no deben, bajo ningún concepto, informar a otros amigos o compañeros de clase de cuáles son sus contraseñas de acceso a las redes sociales y el correo electrónico.

2. Por su propia seguridad, las únicas personas que deben saber las contraseñas son los padres.

3. Recuérde a los niños que cambien las contraseñas de vez en cuando. Podéis establecer una periodicidad para ese cambio (una vez al mes o cada dos meses, como mucho).

4. Asesóreles cuando creen sus contraseñas para que sean de calidad. Es preferible que contengan letras mayúsculas y minúsculas, signos de puntuación y números. De esa forma la contraseña será más difícil de descubrir que si se limitan a introducir cosas obvias, como su nombre, su año de nacimiento o su número de teléfono.

5. La configuración del correo: Sería convieniente que no se identifique con datos que delaten su edad o con otros de carácter personal. Nos referimos a correos electrónicos del tipo pablo79@(dominio que sea).com. El año de nacimiento sería indicio más que suficiente para que los delincuentes de la Red pretendieran acercarse a él o a ella mediante el intercambio de correos o por chats.

6. La pregunta secreta es importante. Indícales que se la tomen en serio y que piensen en una pregunta y una respuesta que sepan ellos y no cualquiera que les conozca un poco. Es sorprendente lo vulnerable que es al contraseña más segura del mundo si la pregunta secreta puede averiguarse fácilmente.

7. Los padres deben procurar tener un buen antivirus que esté actualizado. Puede ser la mejor forma de evitar otro tipo de intrusiones en nuestros ordenadores —de software espía y virus como troyanos—. Este tipo de programas mailiciosos permite que personas con unos conocimientos más completos sobre informática puedan espiar nuestra información confidencial y tener acceso a todos los rincones de nuestro ordenador.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Lo último...

Sigue ABC.es en...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.