Aragón / PERFIL

Jorge Fernández Díaz, el ministro "bilbilitano"

Día 26/01/2012 - 10.25h

No es aragonés de nacimiento, pero tiene esta tierra muy presente, por su infancia y por los lazos que sigue manteniendo. Es Jorge Fernández Díaz, ministro del Interior

efe
Tras una larga trayectoria política, Jorge Fernández Díaz es ahora ministro del Interior

Aragón tiene un ministro «de adopción». Podría valer la expresión para el caso. Jorge Fernández Díaz, uno de los nombres de peso en la historia reciente del PP —en particular en la historia de este partido en Cataluña— y ahora ministro del Interior, tuvo y tiene estrechos lazos con Aragón. En particular, con Calatayud y, todavía más en concreto, con un pueblo de esta comarca, Maluenda. Jorge Fernández Díaz vivió en estas tierras durante su infancia, y aquellos años no han pasado de largo en sus recuerdos. Los mantiene vivos. De hecho, sigue cultivando su relación con las carmelitas de Maluenda, con la comunidad de este convento de clausura en el que se cultivaron también las raíces de su profunda religiosidad.

Jorge Fernández Díaz conserva activos esos lazos con Calatayud y con Maluenda, localidad esta última a la que acude cuando sus obligaciones le dejan hueco. El convento de las carmelitas de esta pequeña localidad zaragozana tiene para él un significado especial.

Un tío suyo, en Maluenda

Cuando era niño acudía con frecuencia a este municipio para pasar algunos días con su tío, que era sacerdote y, para más señas, capellán de este convento de clausura. Su tío compartía con él, además del vínculo de la sangre familiar, el nombre y el primer apellido. El sacerdote se llamaba también Jorge Fernández. En aquel entonces, hace medio siglo, en Maluenda había tres sacerdotes, el párroco, un coadjutor y el capellán de las Carmelitas Descalzas. Aunque su tío realizaba también tareas propias del sacerdocio en la parroquia de la población, su puesto propiamente dicho era el de estar al servicio pastoral de esta congregación de clausura, decir misa en su capilla, confesor de las monjas y asistirlas como sacerdote.

En aquellos años, el pequeño Jorge Fernández Díaz conoció de primera mano la abnegación de la vida de la clausura, la espiritualidad del Carmelo, la profunda religiosidad cultivada tras los muros de este convento edificado en el siglo XVIII, el último de las carmelitas descalzas que queda en la Diócesis de Tarazona, en la que llegó a haber cuatro monasterios de esta orden de monjas de clausura. Había dos en Tarazona, uno en Calatayud y el de Maluenda. De ellos, solo queda éste.

Padre militar en Zaragoza

Jorge Fernández Díaz es el segundo de diez hermanos. Su padre era militar. Había nacido en Fitero (Navarra), en tierras de la ribera del Ebro en las que se palpan también los aires de un Aragón en cercana vecindad. La profesión del padre hizo que recorriera diversos destinos.

Su hijo Jorge nació en Valladolid, pero poco después la familia se trasladó a vivir a Aragón. De hecho, uno de los diez hijos, un hermano del ahora ministro del Interior, nació en Zaragoza, donde su padre estuvo destinado por un tiempo como oficial de la Brigada Castillejos y también como profesor en la Academia General Militar.

Su paso por Calatayud

Calatayud fue otro de los lugares bien conocidos por la familia. El ex alcalde de Calatayud y compañero de partido de Jorge Fernández Díaz, Fernando Martín, cuenta que le conoció precisamente en el instituto de Bachillerato bilbilitano, donde estudió un tiempo. Aquel paso de la familia por Calatayud también le dejó huella. De hecho, Fernando Martín y Jorge Fernández retomaron y estrecharon su relación décadas después de aquella coincidencia cuando eran estudiantes. En la segunda mitad de los años 90, Fernando Martín fue, además de alcalde de Calatayud, senador y número dos del PP aragonés. Y Jorge Fernández Díaz formó parte de los gabinetes de José María Aznar, etapa en la que ocupó tres secretarías de Estado: Administraciones Territoriales; Educación y Universidades; y la de Relaciones con las Cortes. Y en varias ocasiones pasó por Calatayud en aquellos años Jorge Fernández Díaz, normalmente en visitas privadas —que siempre ha aprovechado para visitar a las carmelitas de Maluenda—, pero también en alguna pública, como fue el caso del año en que fue mantenedor de las fiestas patronales bilbilitanas, que se celebran en esta ciudad en septiembre, en honor de la Virgen de la Peña.

La carrera militar del padre llevó a la familia a Barcelona, donde finalmente se asentó. En la Ciudad Condal nació Alberto Fernández Díaz, el octavo de los diez hermanos del ahora ministro del Interior. A pesar de la notable diferencia de edad entre ambos, los dos han compartido espacio en la política. Alberto Fernández Díaz ha sido destacado dirigente del PP en Cataluña —al igual que su hermano— y, en la actualidad, es presidente del grupo popular en el Ayuntamiento de Barcelona.

Carrera política

Alberto Fernández Díaz destaca a ABC el sentimental vínculo que su hermano Jorge mantiene activo con Aragón. «Conserva esos lazos muy vivos», cuenta Alberto, aunque esas raíces él no las vivió en primera persona, porque nació cuando la familia ya estaba asentada en Barcelona. Jorge Fernández Díaz nació el 6 de abril de 1950, mientras que su hermano Alberto vino al mundo el 12 de diciembre de 1961.

El ahora ministro del Interior es uno de los que fueron miembros del equipo de Aznar que Mariano Rajoy ha «rescatado» para su nuevo Gobierno. Jorge Fernández Díaz es ingeniero e inspector de Trabajo y Seguridad Social. En 1980, tras ser delegado del Ministerio de Trabajo en Barcelona, empezó su carrera política. Primero, en el CDS; desde 1983, en la entonces Alianza Popular, de la que nació el PP. Entre julio de 1980 y septiembre de 1982 fue gobernador civil, primero de Asturias y luego de Barcelona. En 1983 se convirtió en presidente provincial del PP barcelonés y en los años sucesivos ocupó diversos cargos públicos. En su carrera ha sido senador y diputado, además de secretario de Estado en los gobiernos de Aznar. En la pasada legislatura, Jorge Fernández Díaz fue vicepresidente tercero del Congreso. Tras las elecciones de noviembre, Rajoy le ha elegido para dirigir el Ministerio del Interior, una de las carteras con más peso dentro del gabinete.

Visita y llama al convento

Hace escasas semanas, cuando juró su nuevo cargo de ministro, la fe cultivada en su niñez en Maluenda afloró sin reparos: «Soy muy devoto de Santa Teresa», dijo el nuevo ministro, una de cuyas frases más conocidas es la de «cada día tiene su afán», ligada también al espíritu de la fundadora de la orden del Carmelo al que pertenece el convento de esta pequeña localidad zaragozana que gusta visitar de vez en cuando y de cuyo día a día también procura interesarse hablando por teléfono periódicamente con este humilde monasterio. En él hay ahora dieciséis monjas, nueve de ellas peruanas que han llegado en los últimos años —cuatro de ellas de un año a esta parte— y que permiten dar savia nueva y futuro a este convento, en el que las carmelitas descalzas españolas superan los 80 años de edad.

Compartir

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

El tiempo...

Lo último...
Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.