Economía

Economía

El PP asegura que no abaratará el despido «en ningún caso»

Compartir

Gobierno, oposición y sindicatos se alinean contra las propuestas de la patronal

Día 21/10/2011

Las propuestas de la junta directiva de la CEOE para «superar la crisis», en especial el planteamiento de rebajar a 12 días la indemnización por despido objetivo, han levantado una fuerte polvareda. De nada sirvió que el presidente de la patronal, Juan Rosell, matizara ayer que los costes del despido «son los que menos importan a los empresarios», porque hasta cinco ministros, una secretaria de Estado, el principal partido de la oposición, un ex presidente del Gobierno y, por supuesto, los sindicatos rechazaron la posibilidad de aplicar un endurecimiento de la normativa que regula los despidos.

A pesar del que el ministro de Fomento, José Blanco, ironizó ayer con que la propuesta de la patronal pudiera ser «el programa oculto del PP», el vicesecretario de Comunicación del Partido Popular, Esteban González Pons, aseguró que su partido no apoyará abaratar el despido «en ningún caso», sino que intentará abaratar la contratación «en todos los casos». Según Pons, el modelo popular, que «no se puede hacer sin contar con los sindicatos», pretende que los contratos temporales se puedan convertir en fijos y que los pequeños empresarios y autónomos tengan más fácil contratar y se puedan ahorrar 3.000 euros en impuestos y cotizaciones.

Medidas decimonónicas

El ataque más virulento a la propuesta de la patronal llegó desde el Ministerio de Trabajo. La secretaria de Estado de Empleo, Mari Luz Rodríguez, señaló que las medidas que baraja la CEOE «son más propias del derecho del trabajo del siglo XIX» que de la actualidad, y afirmó que están «recuperadas» del pasado y son «las de siempre». El titular de Trabajo, Valeriano Gómez, también aseguró que las ideas de la patronal discurren «por un camino equivocado» y se alineó en buena medida con las tesis de González Pons al asegurar que «la crisis no es el mejor momento para reducir el coste del despido, sino para que todos la combatamos. No haciendo más fácil despedir, sino haciendo más fácil contratar».

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, reprochó a la CEOE que actúe como «una organización política» y el de Presidencia, Ramón Jáuregui, dio «por hecho» que las propuestas de la patronal «son las del PP, que las va a asumir». Incluso la ministra de Defensa, Carme Chacón, se animó a terciar en la polémica: «Aquí ya hace tiempo que hemos aprendido que ésta no es la fórmula ni de competir, ni de ser competitivo», señaló.

También el ex presidente Felipe González advirtió que la clave del mercado laboral no debe ser la moderación salarial, si no mejorar la productividad por hora de trabajo.

«Un retroceso enorme»

La respuesta de los sindicatos también fue contundente. El secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, afirmó que las propuestas de la patronal «tienen una sola orientación», que es la de «aumentar el poder discrecional de los empresarios y recortar derechos de los trabajadores». El secretario confederal de Estudios de CC.OO., Rodolfo Benito, tildó la petición de rebajar la indemnización por despido procedente de «inasumible desde el punto de vista económico y laboral», y la calificó de «retroceso enorme».

Algo más receptiva fue la presidenta de la Comunidad de Madrid con las propuestas de la patronal regional (CEIM), aunque con matices. Esperanza Aguirre concede que «hay que tomar medidas que acaben con los abusos» en materia de bajas, huelgas o representación sindical, pero desechó la introducción del copago en la Sanidad porque «ni siquiera tiene utilidad desde el punto de vista económico».

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Empresa
M. N. Las agencias revisan a la baja las perspectivas de las compañías
Economía
Calcula cómo te afectará la reforma
    Lo último...

    Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.