Deportes

Deportes / nbaBBVA - NBA official bank

Pau Gasol: «He cambiado mucho porque todo esto te endurece»

Pau Gasol atiende a ABC y hace repaso de sus diez años en la NBA. Advierte a los propietarios de los equipos de que, ante el posible cierre patronal «si aquí no hay trabajo lo vamos a buscar en otro sitio»

Día 12/03/2011
REUTERS

Tras jugar su cuarto All Star y mientras lucha por su tercer anillo de campeón, Pau Gasol atiende a ABC en un salón del hotel Ritz Carlton de Atlanta. Vestido con ropa deportiva negra y visiblemente cansado tras una dura gira por el Este, el español hace repaso a sus diez años en la NBA.

—¿Se imaginaba la aventura americana así cuando salió de Barcelona?

—Pues no, la verdad es que no. Cuando me fui de Barcelona, lo único que pensaba era en hacerlo bien y ver si podía tener éxito en esta liga. Poder jugar, hacerme un sitio. Había mucha gente que dudaba de si podría jugar aquí y ese era mi objetivo principal. Nunca me imaginaba que iba a tener una carrera como la que estoy teniendo, que iba a conseguir los éxitos que he conseguido y que estuviera en esta posición hoy en día.

—¿Cómo ha cambiado Pau Gasol en todo este tiempo?

—Creo que he cambiado mucho. Vivir lejos de casa te da una perspectiva diferente de la vida, te endurece, porque tienes que superar el hecho de que estás alejado de lo que siempre has tenido. Bueno, malo, mejor o diferente. Pero siempre es un ajuste. El cambiar ese chip y aceptar las nuevas circunstancias, aprender un idioma nuevo, empezar de cero en las relaciones sociales, son retos que hay que cumplir y que me ha venido muy bien para tomarme la vida de otra manera.

—¿Echa de menos actos cotidianos como ir a por el pan?

—Hombre, posible es, posible es. Lo que pasa es que te tienes que atener a las circunstancias. No es que sea malo. La gente está contenta de verte, les hace ilusión y reaccionan. Hay ciertos momentos en que echas de menos la privacidad y la discreción. Yo, midiendo 2,15, pues lo tengo más complicado. Pero bueno, una vez que aceptas eso, pues prácticamente, casi todo lo demás que trae la fama es positivo. Además, siempre tienes que ser consciente de hay muchos ojos pendientes de ti y no todos son benévolos. La envidia siempre está ahí.

—De la parte buena de la fama, ¿se queda con esos viajes a Angola y Etiopía?

—Gracias a mi carrera deportiva, he podido disfrutar experiencias maravillosas. Cosas que nunca hubiera soñado. Son oportunidades muy positivas para mí, para mi vida y por eso me siento muy afortunado de poder estar en esta situación y de todas las puertas que se me han abierto a la hora de ayudar a la gente.

—¿El trato cercano con esa gente le hace ver de manera diferente las noticias que llegan del norte de África?

—Bueno, lo veo desde la distancia, y siempre que hay conflictos bélicos y muerte de tanta gente inocente, me da mucha pena. Me llena de tristeza. Lo bueno sería intentar ponerse en la piel de estas personas, que están atravesando por situaciones que para muchos de nosotros son inimaginables, por fortuna, pero creo que hay que hacer un esfuerzo para meterse en su piel e imaginar lo que estará viviendo ahora mismo una familia en Libia, lo que han vivido en Egipto… Pero no sólo en esos países, sino también en otros sitios que no están en conflicto ahora mismo, pero que viven en unas circunstancias durísimas. Por eso siempre hay que apreciar lo que se tiene en casa. Relativizar un poco los problemas de cada uno y esforzarse para valorar lo que tienes y aprovechar la situación de privilegio que tiene cada uno para tratar de ayudar.

—¿Le llegan los dardos que le envían desde la política catalana preguntándose si ese «españolismo» que pregona es real?

—Ni me llegan, ni me entero, ni me interesan. No pensaba que se iba a montar tanto lío con esa campaña que hice con Nadal e Iniesta. Es una campaña positiva, llena de ilusión, hecha para dar energía a todo nuestro país, incluida Cataluña. No entiendo que haya polémica.

—¿En Estados Unidos ven a España como un paraíso del dopaje?

—No, no. Eso es algo que tiene más revuelo allí, en España y cercanías. Aquí España se ve como un país de un enorme éxito deportivo, con gran admiración a nivel mundial y no creo que el dopaje tenga nada que ver con esos éxitos.

—Siempre ha dicho que la medalla de oro olímpica es su última barrera. Imagino que no habrá cambiado de opinión.

—Sí, sería maravilloso poder conseguirla. Es difícil, porque sólo tienes una oportunidad cada cuatro años y dos ya han pasado y no quedan muchas. Habrá que luchar por las que queden y Londres es la primera.

—El año pasado daba la sensación de que tenía que pasar algo muy gordo para que estuviera en el Mundial. Este año, la sensación es la contraria, que si no pasa nada raro, estará en el Eurobasket.

—Sí, algo de eso hay. Pero ahora prefiero concentrarme ahora en los Lakers, en intentar ganar el anillo y cuando pase este capítulo, ya pensaremos plenamente en esa decisión. Nunca he tenido prisa, aunque sé que por eso en cada entrevista me vais a preguntar por ello, cuando si digo sí o no, es un tema que ya estaría resuelto. Pero es lo que hay, porque depende un poco de mis circunstancias y de mi físico.

—No culpará entonces a los aficionados españoles si desean que eliminen a los Lakers cuanto antes…

—(Se ríe). Espero que no. Entiendo ese punto de vista, pero para mí ganar el tercer anillo sería algo muy importante, y creo le gustaría a todos los españoles y les pondría muy orgullosos.

—En el colectivo está claro que fue un desastre, pero en el personal, ¿cree que el descanso de la selección le ha venido bien?

—Para mí, sí. No tenía ninguna duda. Sabía que era la decisión correcta, por muy dura que fuera. Sabía que había tenido muchas lesiones la temporada anterior, sobre todo en los isquiotibiales, que me hicieron perderme 17 partidos, y para mi es muy importante poder pasar una temporada entera sin lesionarme. Siempre se lucha con molestias, lesiones pequeñas, alguna vez tienes fiebre, pero el poder ser lo suficientemente duro para sobreponerte y jugar los 82 partidos de liga regular y los play offs es muy meritorio y espero que así sea este año. Por eso creo que la decisión del verano pasado, de no jugar con la selección, ha sido más que acertada.

—¿Se le hace larga la temporada?

—Sí, la temporada es larga. Es un maratón. Sí que es normal que el equipo no tenga esa chispa que sí tenemos ahora, tras el All Star. Nos queda un mes de liga regular y ya somos conscientes de que estamos cerca del momento que nos gusta, donde se lucha por todo. Entre la veteranía y el éxito de los últimos años, esa falta de chispa en algunos partidos es algo humanamente normal.

—¿Habla mucho más ahora con Kobe de su trabajo en la pista?

—Mantenemos bastante la comunicación. Depende del momento, de la necesidad. Si vemos que algo no va bien, nos juntamos y lo comentamos. Siempre ha sido así. En momentos puntuales, lo hemos hecho, simplemente, para el bien del equipo.

—¿Cómo es Kobe de puertas para adentro?

—No es nada reservado, todo lo contrario. Es una persona muy ingeniosa, con buen sentido del humor, muy inteligente y muy competitivo, dentro y fuera de la cancha.

—¿Cree que falta equilibrio ofensivo al equipo?

—Hay veces que sí y otras que no. Cuando el juego está más repartido, solemos tener más éxito como equipo. Nada más.

—Tras el aluvión de fichajes, ¿qué equipo ve más complicado?

—En el Oeste, ahora mismo, San Antonio, aunque no haya fichado, mantienen el bloque, porque han funcionado de maravilla. Dallas también están muy fuertes, se ha reforzado con Brewer y Stojakovic tras la lesión de Butler. Y luego Oklahoma City que se ha reforzado con dos jugadores de Boston, que les vendrán muy bien para afrontar los play offs. En el Este, Boston, Chicago, Orlando y Miami son los que van a estar ahí arriba y los que se van a jugar la final.

—¿Qué le parece el victimismo de Miami?

—La suya es una situación peculiar. Sin haber sido campeones, tienen la presión y la atención como si lo fueran. No parece que lo estén llevando muy bien, pero son cosas que curten y de las que se aprende y que, si lo superan bien, te hace salir más fuerte y reforzado de ellas.

—Otra pregunta clásica. ¿Si hay huelga de jugadores este verano se vendría a España?

—Si eso sucede, aún todo es hipotético y condicional, vamos a ver qué hago. Los equipos europeos van a hacer sus equipos y no van a estar pendientes de si menganito o fulanito viene a jugar por un mes, dos meses, luego dejas al equipo tirado… es complicado. No es tan fácil y bonito. Hay que tener muchas cosas en cuenta y sí que creo que hay muchos jugadores que estarían dispuestos a jugar en Europa. Si aquí no hay trabajo, lo vamos a buscar en otro sitio y eso es importante que lo tengan en cuenta los propietarios a la hora de negociar el convenio colectivo.

—Este año sí que estará en casa cuando Nadal juegue en Indian Wells. ¿Irá a verle?

—No he hablado con él, pero, si puedo, iré. Me gustaría verle y cuando acabe a ver si puede venir alguna noche a Los Ángeles y podemos cenar tranquilos. Tenemos buena relación personal, coincidimos poco por el calendario, pero me gustaría verle y estar relajados un rato.

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Resultados

Buscador deportes

Resultados, datos y estadísticas deportivas

Buscar »

ABC Real Madrid

REAL MADRID

Jesé, de enfadado a titular

T. G. M. El canario ha cambiado el chip. Antes se enojaba si no jugaba. Se bloqueaba. Ahora trabaja, se calla y juega

Más información en Real Madrid

ABC Atlético de Madrid

Atlético de Madrid

Carrasco es el nuevo ídolo

MIGUEL ÁNGEL BARROSO. Gran partido del extremo belga, con golazo incluido, en el convincente triunfo del Atlético ante el Valencia (2-1)

Más información en Atlético de Madrid

Lo último...

Hoy en TV

Programación Televisión

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.