Adiós a Vasili Smyslov, campeón del mundo de ajedrez
En la imagen, Smyslov juega contra Susan Polgar en enero de 2007 /ABC
Publicado Sábado , 27-03-10 a las 19 : 26
Vasili Smyslov, gran maestro internacional de ajedrez y séptimo campeón del mundo, falleció el viernes en un hospital de Moscú a los 89 años de edad debido a una insuficiencia cardiorespiratoria. Smyslov protagonizó varios duelos épicos con el patriarca del ajedrez soviético, Miajail Botvinnik, a quien arrebató el título mundial en 1957, en su segundo intento.
Tres años antes, cuando Vasili se proclamó candidato por primera vez, ambos ajedrecistas empataron con siete victorias cada uno y diez tablas, con lo que el campeón pudo retener la corona. Otra de las ventajas que el reglamento ha otorgado casi siempre al vigente campeón permitió a Botvinnik celebrar un encuentro de revancha en 1958. Lo aprovechó al vencer a Smyslov por 7 a 5 y once tablas. Tras esta derrota, Smyslov declararía: "Creo que llevo toda la vida enfrentándome a Botvinnik”, aunque su rivalidad no fue nada comparada con la que sostuvieron años después Karpov y Kasparov.
Precisamente contra este último sostuvo Smyslov su último gran duelo, en la final del torneo de candidatos de 1984, cuando Vasili, con 62 años, demostró que la vida del ajedrecista profesional puede ser muy alargada. Pese a todo, nada pudo frente al empuje del futuro dominador del ajedrez mundial que acababa de cumplir 21. En realidad, en sus tres dueños con Botvinnik, Smyslov ganó 18 partidas y su rival 17, pero el primero sólo fue campeón durante un año, lo que contrasta con el largo reinado que disfrutó Mijail.
Nacido el 24 de marzo de 1921 en Moscú, Vasili Vasilievich empezó a jugar al ajedrez a los seis años. Llegó a estudiar bajo la tutela del gran Mijail Chigorin y en 1938 ganó el campeonato juvenil de la Unión Soviética. En 1942 se proclamó campeón de Moscú y durante su extensa carrera, que abarcó seis décadas, fue dos veces campeón absoluto de la URSS.
Admirado por su fino “sentido posicional” y por su dominio de los finales, Smyslov contribuyó a la teoría del juego con varias líneas de apertura que todavía llevan su nombre, incluida una en la Apertura Española. Asimismo, escribió importantes libros sobre este juego. En los últimos años, solía comentar en broma que jugaba “con las manos”, como si no necesitara el cerebro para llevar cada pieza a la casilla adecuada. Brillante barítono, a menudo ofrecía recitales durante los torneos, a veces acompañado al piano por otro célebre ajedrecista, Mark Taimanov. El juego de Vasili, en todo caso, siempre destacó por la armonía con la que colocaba sus piezas sobre el tablero.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es