Mira en el vídeo cómo funciona la inteligencia artificial de MotoGP - MILESTONE

El secreto para que el Marc Márquez virtual sea tan realista en un videojuego

«MotoGP 19», nueva entrega de la saga deportiva, estrena un nuevo sistema de Inteligencia Artificial bautizado como «Anna» y que promete un mejor rendimiento

MADRIDActualizado:

Un conocido eslogan comercial decía que el «secreto está en la masa»; en los videojuegos el secreto también está en la Inteligencia Artificial, una tecnología en constante desarrollo y que los desarrolladores han abrazado como un objetivo primordial para conseguir secuencias y experiencias más realistas.

En un género de tal calibre como el de las carreras, el comportamiento de los vehículos es fundamental para lograr un buen resultado. Aunque existen propuestas de tipo arcade, en las que se prioriza la jugabilidad por encima de la simulación, uno de los grandes esfuerzos de la industria es lograr un mayor realismo. Y los avances son increíbles. Se ha logrado que una IA supere a jugadores profesionales en exigentes juegos como «StarCraft II» o «Dota 2». Dos títulos que forman parte del creciente universo de los deportes electrónicos o «eSports».

El siguiente esfuerzo era allanar aún más el camino de las carreras virtuales. En el caso de «MotoGP 19», nueva entrega de la saga de competición de motos que se lanzará el próximo 6 de junio, es obvio; se ha integrado una nueva IA cuyo resultado es una conducción más natural. Como si fuera una secuencia protagonizada por el piloto Marc Márquez en la vida real.

Su nombre, además, es muy femenino, como otras tantas «inteligencias». El acrónimo A.N.N.A. significa Artificial Neural Network Agent y basa todo su potencial es redes neuronales. La compañía desarrolladora ha emulado el comportamiento del cerebro humano para establecer un sistema que fuese capaz de mover los vehículos y el piloto perfectamente digitalizado de una manera más natural.

«Imita a un cerebro humano, pero simplemente se reduce de tamaño. El sistema puede "ver" la pista, pero no tiene reglas establecidas. Ofrece algo maravilloso: la capacidad para recordar y aprender. Esta IA puede ser entrenada porque aprende a montar, y luego mejora para hacerlo rápido intentando y aprendiendo de los errores», explica por correo electrónico Michele Caletti, productor de «MotoGP 19».

A diferencia de otras «inteligencias», el software desarrollado por la compañía Milestone es más flexible y adaptativo. «Una IA estándar funciona como un conjunto de reglas: algo así como "si la esquina está más cerca que X metros, freno ” o “si la velocidad que he establecido como objetivo aún no se ha alcanzado abra el acelerador”. Esto es evidente, pero poco flexible. Crees que tienes el control de lo que hace la IA, pero

en realidad el mundo real es más complejo y necesita más reglas. La IA neuronal aprende por sí misma, no tiene reglas estrictas, por lo que tiene una actitud inherente para adaptarse a situaciones de forma natural», recalca. «A veces la IA supera incluso al piloto humano más hábil. También ayudó a detectar algunos errores en la física del juego: si hay alguna forma de aprovechar la conducción de alguna manera extraña, lo hará de manera automática».

Este sistema tendrá, sin embargo, un impacto en la jugabilidad del videojuego.¿Significa que va a ser más difícil? «Si estás de humor para un desafío, sí. Teníamos algunos objetivos en mente: adaptarnos al comportamiento del jugador, ser más realista, más variados y, por último, pero no menos importante, más rápidos. En las mismas condiciones pueden correr unos tres segundos más rápido. Esto significa que mientras algunos jugadores exigentes encontraron el juego demasiado fácil en el nivel máximo, ahora tienen un contendiente serio», añade. Eso sí, con un detalle no menos menor. «Si no estás en esta liga, no temas: podemos adaptar la dificultad de la IA y al mismo tiempo preservar sus partes buenas».