Microsoft se confiesa: la Xbox One funciona mejor sin el Kinect
La Xbox One de Microsoft - efe

Microsoft se confiesa: la Xbox One funciona mejor sin el Kinect

La consola tiene mejor redicmiento y es más rápida sin el sensore de movimientos

Actualizado:

Microsoft ha confirmado que la Xbox One es más rápida y tiene mejor rendimiento sin Kinect, el sistema de reconocimiento de voz y gestos que permite usar el dispositivo sin mandos.

Para aprovechar todas las ventajas de Xbox One, los de Redmond nos recomendaban utilizar el sensor Kinect con la consola, aunque no era obligatorio -el sensor Kinect contiene su propio procesador, con opciones de voz y reconocimiento de imágenes-. Ahora la compañía acaba de admitir que la Xbox One rinde mejor sin el sensor y que este complemento hace que la consola vaya más lenta.

Microsoft también anunció hace unas semanas que a partir del 9 de junio empezará a vender la consola sin el Kinect. Esa nmoticia encendió las alarmas». Se venderá 399 euros, unos 100 euros menos de lo que cuesta ahora. El Kinect se seguirá vendiendo por separado.

Aún así habrá otros packs con un precio de 499 euros que sí llevarán incluido el sensor Kinect y un juego adicional, como 'Titanfall' o 'Forza Sport'.

Nuevo SDK

Microsoft confirmó además a Eurogamer que darán a los desarrolladores «nuevas herramientas y mayor flexibilidad para que mejoren sus juegos para la plataforma de Xbox One».

«En junio lanzaremos un nuevo SDK que permitirá a los desarrolladores acceder a recursos adicionales de la GPU, antes reservados a Kinect. El equipo está calibrando continuamente el sistema para determinar cómo podemos dar a los desarrolladores más capacidades».

Un portavoz de Microsoft aseguró a la web citada que han comenzado «a trabajar con varios desarrolladores sobre la mejor manera de aprovechar estos cambios. En un futuro podremos compartir más cosas».