Uno de cada dos españoles se conectará a internet durante sus vacaciones
Una chica habla con el móvil mientras disfruta del buen tiempo estival en la playa de la Malvarrosa - ROBER SOLSONA

Uno de cada dos españoles se conectará a internet durante sus vacaciones

La proliferación de dispositivos móviles inteligentes, las nuevas redes 4G y la pasión por las redes sociales han contribuido en la necesidad de estar constantemente pegados al «smartphone»

Actualizado:

Ir a la playa con chanclas, bañador, toalla... y móvil. Eso que no falte, ya sea para localizar a tu peña de amigos o, simplemente, entretenerse con las aplicaciones o navegando por internet. Desprenderse de dispositivo resulta cada vez más complicado. Allí se deposita tu vida entera.

La proliferación de dispositivos móviles inteligentes, las nuevas redes 4G y la pasión por las redes sociales han contribuido en la necesidad de estar constantemente conectados, una necesidad elevada a adición casi al mismo nivel que el consumo de drogas. Los hábitos de los ciudadanos han cambiado. Y tal es su adición que, tras meses de trabajo y expectantes ante la llegada de las vacaciones, nuestro ansiado objeto electrónico nos acompaña.

No todos los españoles son capaces desconectar durante la temporada estival: un 56% se conecta durante las vacaciones para ver correos electrónicos del trabajo, conectarse a las redes sociales o ver vídeos, y hasta un tercio de los españoles (35.11%) reconoce que no podría desconectarse de internet durante una semana, según datos recogidos por Pixmania.com, portal de consumo por internet.

Solo el pasado julio de 2012 el consumo de internet móvil se incrementó hasta un 10% con respecto al año anterior, mientras que cayó el consumo de llamadas (4.5%) y el envío de mensajes de texto SMS (3%). Estos datos invirtieron la tendencia hasta la fecha y, con el auge de los dispositivos conectados a la Red permanentemente este año se romperá un récord.

Muchos optan por buscar wifi públicas o abiertas para evitar el excesivo consumo, sobre todo, con los costes adicionales en el momento de viajar fuera de las fronteras españolas. El consumo móvil que se hace desde el extranjero viene incrementándose año tras año. Así, el consumo en itinerancia («roaming») aumentó hasta un un 10% el pasado año.

Varias organizaciones llevan alertando desde hace cinco años acerca de la adicción al teléfono móvil, sobre todo en la mayoría de los jóvenes quienes no son capaces de pasar ni media hora sin mirarlo. Los expertos reconocen «las consecuencias negativas».