PS4 RemoteCómo jugar a tus videojuegos de PlayStation 4 favoritos desde cualquier parte

Sony permite, desde ahora, utilizar un iPhone como controlador

MADRIDActualizado:

Uno de los grandes secretos del éxito detrás de Nintendo Switch es, aunque sea un modelo clásico, su versatilidad. Los usuarios pueden echarse una partida desde el televisor de casa o, si lo prefiere, irse con la consola a cualquier parte dado su concepto híbrido. Los juegos móviles, que viven un cierto apalancamiento, han logrado que muchos usuarios utilicen el teléfono de manera casual, ya sea desde un transporte público, en una cafetería o esperando a un amigo.

Sony ha apostado por esta visión con la función Remote Play, que acaba de llevar al sistema operativo iOS en forma de aplicación para iPhone. Es compatible con modelos relativamente recientes como el iPhone 7 en adelante y, por supuesto, ayuda el hecho de que se tenga conexión WiFi solvente. Si no, es posible que no funcione.

Jugar en remoto es fácil. Una vez descargada la «app» en tu móvil, habrá que introducir unos datos personales para tener acceso a PlayStation 4. Para ello, se escriben las credenciales de PlayStation. Eso sí, previamente hay que dar permiso desde la consola. La «app», entonces, empezará a sincronizarse y buscar la consola más cercana. Una acción que se realiza de manera automática, aunque está la opción de añadir el dispositivo manualmente.

Completados estos pasos ya se debería poder controlar los videojuegos desde la aplicación a través de una interfaz que recuerda a la botonera del mando Dualshock 4. Aunque la idea es bastante útil, en ocasiones la transmisión resulta algo lenta. Desde un ordenador PC (Windows o Mac) también se puede jugar en remoto, aunque más bien, manejar la PlayStation 4 desde el equipo informático.

Para ello, hay que descargar un software especial e instalarlo, así como utilizar un mando original de Sony y entrar a tu perfil de PlayStation Network. Para conseguir el mejor rendimiento, se recomienda utilizar una conexión rápida con velocidades de subida y de descarga de al menos 15 Mbps.