Zuckerberg, durante su comparecencia en Washington
Zuckerberg, durante su comparecencia en Washington - AFP

Mark Zuckerberg podría comparecer en Bruselas por el escándalo de Cambridge Analytica

El presidente del parlamento europeo, Antonio Tajani, ha pedido al fundador de Facebook que testifique ante los legisladores tras el uso indebido de datos que afectó a más de 2,7 millones de usuarios europeos

MadridActualizado:

El fundador Facebook, Mark Zuckerberg, podría comparecer en el parlamento europeo para explicar el uso indebido de datos en Cambridge Analytica que afectó a millones de usuarios de su red social. El presidente de la cámara, Antonio Tajani, le habría pedido acudir a las instalaciones europeas para explicar su versión de los hechos y someterse a las preguntas de los parlamentarios.

Según el portal «politico.eu», el CEO de Facebook no tendría problema en acudir, aunque habría puesto algunas condiciones con respecto al formato del encuentro. Un portavoz de Tajani dijo que todavía no tienen «una confirmación real» y añadió que la oficina del presidente está esperando una respuesta oficial a dos cartas que le enviaron pidiéndole que vaya a Bruselas.

Al parecer, según esta publicación, si el CEO de Facebook acepta hablar lo haría en una sesión conjunta de comités parlamentarios porque las sesiones plenarias del Parlamento están reservadas para jefes de estado o líderes internacionales y no para líderes empresariales. El Parlamento determinaría qué comités se verían involucrados, pero la oficina del presidente aún espera una confirmación oficial de Zuckerberg.

Daniel Koster, portavoz del Partido Popular Europeo de Tajani, también tuiteó que la visita está confirmada y que Zuckerberg lo visitará en mayo.

Un portavoz de Facebook respondió diciendo que la compañía «aprecia cualquier oportunidad para responder a las preguntas que pueda tener el Parlamento Europeo». Al parecer, en un principio Facebook sugirió que un vicepresidente de la compañía testificase en el parlamento europeo, pero esta sugerencia fue rechazada.

Europa no quiere ser tratada como una potencia de segunda fila y quiere al CEO de la marca en su sede legislativa. No obstante, Zuckerberg ya compareció ante el Congreso de los Estados Unidos durante dos días en los que entonó el «mea culpa» por su gestión.