Una persona juega con la consola Playstation
Una persona juega con la consola Playstation - reuters

Multan a Sony con más de 295.000 euros por el «hackeo» de 2011

Las autoridades de Reino Unido señalan que el incidente «podría haberse evitado» y que fue una violación grave a Ley de Protección de Datos

Actualizado:

La compañía Sony ha sido multada con 250.000 libras (296.822 euros) por el «hackeo» que su servicio PlayStation Network sufrió el pasado mes de abril de 2011.

Las autoridades de Reino Unido han asegurado que este acto supuso una «violación grave» de la Ley de Protección de Datos y que se trata de un incidente que «podría haberse evitado». A finales del pasado mes de abril, la compañía Sony comunicó a los usuarios que cerraba su red de juegos online a nivel mundial por «problemas de mantenimiento».

Sin embargo, posteriormente reconoció que la suspensión global se debía a la infiltración de un grupo «hacker» que podría haber comprometido la seguridad de los datos de millones de personas: contraseñas, historial de compras, direcciones de facturación e incluso datos de tarjetas de crédito.

Sony reconoció el fallo y comenzó la reanudación de cuentas semanas después tras mejorar la seguridad del fallo que permitió el robo de información personal perteneciente a cuentas de 77 millones de usuarios.

Incluso Sony, que luchaba por controlar la crisis provocada tras el «hackeo» de cuentas, ofreció algunos contenidos gratuitos para evitar la pérdida de clientes, incluidos 30 días gratis en el servicio premium a los usuarios ya inscritos. Sin embargo, todo esto no ha sido suficiente para librarse de una multa en Reino Unido.

Según recoge la BBC, las autoridades británicas han multado a la compañía japonesa con 250.000 libras (más de 295.000 euros) por el incidente. La Oficina del Comisionado de Información (ICO, por sus siglas en inglés) ha criticado al gigante del entretenimiento por no tener actualizado su software de seguridad y considera que se trató de un incidente que «podría haberse solucionado».

«Si usted es responsable de los datos bancarios y tantos datos de acceso, mantener los datos personales seguros tiene que ser su prioridad», ha dicho David Smith, comisario adjunto y director de protección de datos en el ICO.

«En este caso eso no sucedió, y cuando la base de datos era el objetivo de los 'hackers', las medidas de seguridad no fueron suficientes», ha concluido. Por su parte, Sony ha afirmado estar «muy en desacuerdo» con la decisión tomada y planea apelar.

«Los ataques criminales en las redes electrónicas son un aspecto real y creciente en pleno siglo 21 y Sony trabaja continuamente para fortalecer sus sistemas, construyendo múltiples capas de defensa y trabajando para que nuestras redes sean seguras y resistentes», ha añadido un portavoz de la firma.