Cese fulminante del presidente del banco del Vaticano
Fotografía de archivo de Ettore Gotti Tedeschi - afp

Cese fulminante del presidente del banco del Vaticano

Ettore Gotti Tedeschi pierde la batalla de la transparencia tras la decisión del Consejo de aprobar su cese por un voto explícito de censura

corresponsal en el vaticano Actualizado:

El banquero que Benedicto XVI llamó a la presidencia del banco del Vaticano en el 2009 para pilotar una operación de transparencia fue cesado el jueves de modo humillante por el Consejo de Administración de la entidad, «por no haber desempeñado varias funciones de primaria importancia en su cargo», según una declaración del portavoz del Vaticano, Federico Lombardi.

Ettore Gotti Tedeschi, el antiguo hombre del Banco de Santander en Italia, abandonó la reunión del Consejo de Administración del Instituto para las Obras de Religión (IOR) tras presentar su dimisión, pero en lugar de aceptarla, el Consejo decidió aprobar su cese por un voto explícito de censura, que el Vaticano hizo público poco después con una declaración de extraordinaria dureza.

El comunicado

El texto indica que «la gobernabilidad del Instituto» había creado «progresiva preocupación al Consejo de Administración y, a pesar de repetidos avisos al profesor Gotti Tedeschi, presidente del IOR, la situación se había agravado todavía más».

El Consejo de Administración declara que «sus miembros están entristecidos por los acontecimientos que han llevado al voto de censura, pero consideran que esta medida es imperante para mantener la vitalidad del Instituto».

A mismo tiempo anuncian la «búsqueda de un nuevo y excelente presidente que ayude al Instituto a restablecer relaciones amplias y eficaces con la comunidad financiera, basadas sobre el mutuo respeto de estándares bancarios internacionalmente aceptados».

Aunque la nota no menciona los motivos del cese más sonoro y humillante que se recuerda en el Vaticano, numerosos medios lo atribuyen a la fuerte resistencias a los proyectos de transparencia que pretendía llevar a cabo Gotti Tedeschi, así como al malestar por su voto contrario a crear un polo hospitalario vaticano rescatando el Hospital San Rafael de Milan.

El Vaticano creó una Autoridad de InformaciónFinanciera (AIF) para intentar ser incluido en la «lista blanca» de países que no practican el lavado de dinero, pero las competencias de la AIF fueron erosionadas hace unos meses, y las inspecciones del Consejo de Europa no han dado todavía resultado positivo.