Flota marrada en el puerto de Algeciras
Flota marrada en el puerto de Algeciras - Soraya Fernández

«Estamos desolados y preocupados»

Incertidumbre en el sector pesquero de Cádiz, tras finalizar el acuerdo entre la Unión Europea y Marruecos

Algeciras Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Desolación. Es la sensación que ofrece el puerto de Algeciras(Cádiz), donde la flota pesquera permanece amarrada desde ayer, como consecuencia de la finalización del acuerdo pesquero entre Marruecos y la Unión Europea (UE). La noticia, no por esperada, ha supuesto un mazazo para este colectivo. Desde que un tribunal europeo dejó fuera al Sahara Occidental de este tratado comercial, la reacción de Marruecos podría ser poner piedras en el camino de la próxima renovación.

La imagen resulta descorazonadora. Los barcos, pese a haber podido salir ayer a faenar hasta las doce de la madrugada, no lo hicieron. A mediodía permanecían amarrados en la dársena del puerto de Algeciras, donde no se veía ni un alma. No eran los únicos. Lo mismo ocurría en los puertos de Barbate, Conil y Cádiz, también afectados por este desacuerdo.

Y es que son 20 las embarcaciones de la modalidad de cerco afectadas en la provincia de Cádiz, así como 25 de palangre de fondo. En total, los tripulantes que se han quedado, de momento, en paro en la provincia de Cádiz son 480.

Entre los armadores, el sentimiento es el mismo que entre los tripulantes, ya que esta falta de acuerdo les condena a buscar otras fuentes de ingresos, otros caladeros para poder pescar. La voz a esta situación la puso ayer a ABC el presidente de la Federación Andaluza de Armadores, Pedro Maza. Curtido en muchas batallas pesqueras, desde su Algeciras natal, donde preside la asociación de armadores, ayer reconocía que la sensación entre los pescadores es de desolación e incertidumbre.

Un sentimiento al que se le une una enorme preocupación: «Estamos preocupados. Lamentamos que no se haya producido el acuerdo en tiempo y forma, para no haber tenido que parar la flota, como finalmente ha ocurrido. Incluso habíamos pedido una prórroga, mientras se seguía negociando, pero no ha sido posible y lamentamos mucho la interrupción».

Maza explicó que se sigue negociando, pero también que las cosas no han ido como esperaban: «Se sigue negociando aún. En principio se nos dijo desde la Comisión Europea que la cosa iba bien, pero finalmente no ha sido así».

Reubicación de la flota

La suspensión de dicho acuerdo supondrá meses de paro, por lo que el sector ha solicitado, «a la mayor brevedad», una reunión con la Administración central «para que nos explique qué ayudas se van a articular, así como las posibilidades de reubicación existentes», añadió.

Maza asegura que el sector es conocedor de la situación y del trámite que debe seguir un posible acuerdo, que será largo: «Pasarán meses hasta que el acuerdo sea ratificado, tanto por el Parlamento Europeo como por el Reino de Marruecos. Eso tardará, y es algo que nos preocupa mucho».

Más que las ayudas, el sector habría deseado que el acuerdo se renovase ahora. Sus demandas van ahora encaminadas a que la flota pueda reubicaser en otros caladeros, aunque es complicado, y nos preocupa bastante la situación», concluyó Maza.