Las muestras recogidas en las inmediaciones de la zona presentan «parámetros normales», por lo que se descarta una contaminación por vertidos tóxicos
Las muestras recogidas en las inmediaciones de la zona presentan «parámetros normales», por lo que se descarta una contaminación por vertidos tóxicos - EFE

La UME descarta la contaminación del río Henares por vertidos tras el incendio en Chiloeches

El perímetro exterior está «prácticamente apagado» a excepción de un foco. La autorización medioambiental de la planta había sido anulada hacía dos meses

EFE
Actualizado:

Los análisis de las muestras del agua y las orillas del río Henares realizados por los técnicos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) en la zona del incendio de Chiloeches (Guadalajara) presentan parámetros «absolutamente normales», descartando así la contaminación del río a causa de vertidos químicos.

Según ha explicado en una comparecencia el teniente coronel de la UME, Juan del Hierro, los tres diques que se realizaron para evitar la contaminación de las aguas por dichos vertidos han cumplido a la perfección con su función y ninguna sustancia ha llegado hasta las barreras de contención desplegadas en el río.

Asimismo, la calidad del aire de las localidades cercanas al entorno muestran también parámetros normales desde que comenzase el fuego el pasado viernes de madrugada. No se ha producido ningún ingreso o caso de atención sanitaria por contaminación del aire en ningún centro de Guadalajara, como hizo saber Alberto Rojo, delegado de la Junta en la comunidad.

La aparición de algunos peces muertos en el Henares tras el incendio levantaron sospechas por contaminación de vertidos al río, pero desde este servicio han asegurado que puede deberse a multitud de causas, como la bajada del caudal del agua, descartando que podía deberse a la presencia de sustancias tóxicas.

Los resultados de la UME pretenden ofrecer un mensaje de tranquilidad ante la preocupación levantada por el fuego en la zona y algunas informaciones que alegaban lo contrario, como ha señalado uno de sus responsables.

«Prácticamente apagado»

El director encargado de la coordinación del incendio de Chiloeches, César Izquierdo, ha asegurado que está «prácticamente apagado» todo el perímetro exterior a excepción de un foco, el cual esperan quede sofocado en las próximas horas. El humo que todavía se ve desde muchos puntos cercanos es del interior de la edificación donde ya han comenzado a trabajar también.

En una comparecencia de los distintos responsables de los trabajos de extinción, el coordinador de las tareas de extinción ha afirmado que «todo está controlado», insistiendo en dar un mensaje de tranquilidad a la población tras indicar que la instalación tenía licencia comprometida o prohibida.

En todo caso, ha precisado que las labores de extinción están siendo «muy efectivas» y que se ha empezado a trabajar simultáneamente en la retirada de líquidos tóxicos o sustancias peligrosas en las balsas de contención que están dentro de la propia instalación, es decir, tanto las sustancias químicas almacenadas, como a las que se encuentran «en los diques de la garganta norte del Centro de Reciclaje».

Por su parte, César Izquierdo ha señalado que las labores «avanzan a buen paso de forma definitiva y firme».

Según ha detallado, en estos momentos hay 117 efectivos trabajando y ya se ha empezado a trabajar en la retirada de «líquidos tóxicos» almacenados dentro de la instalación y a las que no se había podido acceder hasta el momento.

Demolición

Según Izquierdo, los trabajos desde dentro de la nave se llevan realizando desde el primer día, aunque no pueden continuar haciéndose de una manera segura a menos que «demolamos la estructura». Por este motivo, los esfuerzos se han focalizado en la zona exterior para evitar propagación, derrame y ampliación de los vertidos que pudiesen causar un desastre natural.

La demolición comenzó de forma efectiva este domingo, con maquinaria de Tragsa y con el apoyo de bombas de la UME (Unidad Militar de Emergencias) para refrigerar la zona.

Izquierdo señaló que se está trabajando igualmente en la «demolición parcial» de la estructura de la instalación para poder realizar accesos secundarios.

Sin licencia

El jefe de extinción ha precisado que teniendo en cuenta que la empresa no tenía licencia de actividad, no existe una relación con las sustancias almacenadas en la instalación.

Asimismo, el teniente coronel de la Guardia Civil de la Comandancia de Guadalajara, Pascual Segura, ha señalado que la investigación sobre las causas que originaron el fuego y el paradero de los responsables de la empresa continúa su curso en manos de Policía Judicial y el Seprona.

El Gobierno de Castilla-La Mancha había suspendido hace dos meses la autorización ambiental a esta planta, propiedad de la empresa KUK Medioambiente, y el Ayuntamiento de Chiloeches había clausurado la instalación por incumplir la normativa.

En cuanto a si se ha detenido al propietario o propietarios de la nave, Segura ha insistido en que hay un proceso de investigación abierto sin precisar si había habido detenciones o declaraciones al respecto de alguien.