Denuncia a su mujer por explotar a la hija de ambos en concursos de belleza

Lindsay Jackson es conocida por presentar a su hija de 5 años a concursos de belleza infantil por todo Estados Unidos. Ahora el padre ha decidido presentar una demanda por explotación sexual

madrid Actualizado:

La polémica vio la luz cuando Lindsay Jackson, conocida por presentar a su hija de 5 años a concursos de belleza infantil por todo Estados Unidos, vistió a la pequeña con unos exuberantes pechos y un despampanante trasero imitando a Dolly Parton.

Ahora la obsesión de la madre de la pequeña Maddy por convertir a su hija en la niña más guapa de los Estados Unidos puede costarle la custodia. El padre ha decidido denunciar los hechos y demandar a Lindsay de 30 años y natural de Tennesse, por la explotación infantil de la pequeña.

El padre, Bill Vert, quien quiere hacerse cargo de la menor, se sintió ofendido y desolado al ver a su hija en un concurso de belleza infantil vestida de Dolly Parton, con pechos y traseros postizos.

Bill ha advertido a su mujer de que no presente a la niña en ningún concurso de belleza más pero Lindsay se ha defendido diciendo: «estoy en mi derecho de inscribir a mi hija donde quiera, es como cualquier otra actividad extraescolar, como el fútbol o la natación».

No es la primera vez

Este no es el primer caso de una madre americana que se vuelve paranoica con la belleza de su hija. Hace solamente unas semanas conocíamos también que Sarah Burge, una mujer británica de 51 años, se gastó más de 500.000 dólares en unos vales de cirugía plástica, unos implantes mamarios y una liposucción concretamente para cuando su hija, de siete años, cumpliera los 18.