Adelgaza 22 kilos y su jefe le paga 2.200 euros

Una empresa de transporte de Valladolid recompensa a los empleados que en el último año han perdido al menos diez kilos

Laura Asegurado / El Norte de Castilla
Actualizado:

Tenían un año para adelgazar. Si lo conseguían, su jefe les pagaría cien euros por cada kilo perdido, con la condición de que fueran al menos diez, según informa El Norte de Castilla. Ese era el reto. El que Félix López, socio –junto a Jesús Salceda– de la empresa de transportes Tanden Remonta, ubicada en el Polígono de San Cristóbal, propuso a sus trabajadores hace un año, después de comprobar en un spa que era necesario que perdieran peso para estar más saludables. Fue en mayo del año pasado, durante un fin de semana de 'relax' en un hotel en Asturias al que acudieron los cerca de 50 trabajadores de esta empresa para hacer 'piña' y pasar un buen rato.

Félix, con este reto saludable, quería eliminar la idea generalizada que se tiene sobre los camioneros. «Ni todos están gordos, ni llevan camisetas de tirantes», cuenta su hijo, (también llamado Félix, quien no ha logrado superar el reto, pero sí adelgazar casi 8 kilos). Así que el 15 de mayo de 2017, cerca de 16 empleados –los valientes que aceptaron el reto– se subieron a la báscula que tienen en la nave de la empresa con el objetivo de adelgazar, al menos, diez kilos. Un año y casi un mes después, el pasado lunes, se volvieron a subir a ella para poder constatar el cambio.

La báscula marcaba 116 kilos cuando Agustín de Blas se pesó en ella hace un año. El pasado lunes, cuando repitió el acto, marcaba 93. Había perdido 22. O lo que es lo mismo, ganado 2.200 euros.

Sigue leyendo en El Norte de Castilla.