ES NOTICIA EN ABC
Goya 2017

Así llegan las películas nominadas a los Goya

«Tarde para la ira», de Raúl Arévalo, parte como la gran favorita para hacerse con el premio en la categoría reina de los Goya tras haber arrasado en el circuito previo

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Al igual que sucede en Estados Unidos antes de los Oscar, el circuito de premios allana el camino para el Día D de la cinematografía nacional. Los premios previos a los Goya no son solo importantes para calentar la espera y dosificar la expectación, sino que también son un buen indicio para medir cómo llegan posicionadas las películas nominadas en la categoría reina.

Según las estadísticas, los Forqué son los que más aciertan de cara a los Goya, con un 66% de coincidencias, mientras que los que menos repercusión tienen son los Feroz, si bien es cierto que llevan celebrándose solamente cuatro años.

Estos premios, creados por la Asociación de Informadores Cinematográficos de España, a menudo son comparados con los Globos de Oro, no solo por su intención de convertirse en la antesala de los Goya, como los de la Prensa Extranjera de Hollywood pretenden con los Oscar, sino porque ambos tienen la particularidad de dividir las categorías en dos ramas, dedicando una de ellas a los dramas y otro a las comedias.

Los Fotogramas de Plata suelen concordar en el 56% de las ocasiones, aunque este año habrá que esperar un mes (6 de marzo) para que se falle la vencedora. Por su parte, los premios del Círculo de Escritores Cinematográficos (CEC) convienen con el resultado de los Goya en mejor película en un 38%.

«Tarde para la ira», aupada durante la temporada de premios, parte como favorita para llevarse el «cabezón» en la categoría reina de los Premios Goya. La película, que supone el debut tras las cámaras para Raúl Arévalo y que le ha valido al también actor una candidatura en el apartado de mejor dirección novel, ha sido reconocida como la mejor cinta del año en los Feroz, los Forqué y los CEC.

Al acecho, «Un monstruo viene a verme», que apenas le hace sombra a «Tarde para la ira» aunque suma la victoria en mejor película de habla no catalana en los Gaudí, aunque sí saca músculo en recaudación. La cinta de Juan Antonio Bayona ha sido la más taquillera del quinteto nominado y también la que más candidaturas ha conseguido para los Goya: una docena. A pesar de su presencia en las categorías, tan solo es favorita en las técnicas y en mejor dirección, pues su rival a batir, Arévalo, compite en la mejor dirección novel.