Archivo

Kaziranga: El parque que dispara a las personas para proteger a los rinocerontes

Las autoridades de un parque nacional de la India protegen a la fauna silvestre disparando contra presuntos cazadores furtivos

Actualizado:

El Parque Nacional de Kaziranga es una increíble historia de éxito en la conservación.

Solo quedaba un puñado de rinocerontes indios cuando el parque fue construido hace un siglo en Assam, en el extremo oriental de la India. Ahora hay más de 2.400 - dos tercios de la población mundial entera.

Pero la forma en que el parque protege a los animales es controvertida. A sus guardabosques se les ha dado poderes para disparar y matar que normalmente solo se confieren a las fuerzas armadas que vigilan los disturbios civiles.

En una etapa los guardaparques mataban a un promedio de dos personas cada mes, más de 20 personas al año. De hecho, en 2015 más personas fueron asesinadas por guardias de parques que los rinocerontes fueron asesinados por los cazadores furtivos.

Los rinocerontes necesitan protección porque sus cuernos pueden obtener precios muy altos en Vietnam y China, donde se vende como una cura milagrosa para todo, desde el cáncer a la disfunción eréctil. Los vendedores callejeros cobran hasta 6.000 dólares por 100 gramos, lo que lo hace considerablemente más caro que el oro.

Los rinocerontes indios tienen cuernos más pequeños que los de los rinocerontes africanos, pero según se informa se comercializan como mucho más potentes.

Desde la BBC han preguntado guardias del parque sobre sus intrucciones.

«La instrucción es cuando vemos a los cazadores furtivos debemos cazarlos», explica Avdesh sin dudarlo. «Siempre que veamos a los cazadores furtivos o a cualquier otra gente durante la noche, se nos ordena que los disparemos».

El gobierno ha concedido a los guardias en Kaziranga poderes extraordinarios que les dan una protección considerable contra la si disparan y matan a personas en el parque. Los críticos dicen que a los guardias se les está diciendo que realicen «ejecuciones extrajudiciales».