Así es el Porsche Carrera GT en el que murió Paul Walker
Este es el Porsche donde murió Paul Walker, un coche para ser pilotado por conductores expertos - abc.es

Así es el Porsche Carrera GT en el que murió Paul Walker

El superdeportivo estuvo a la venta entre 2003 y 2006. Tiene más de 600 CV de potencia y supera los 330 Km/h

Actualizado:

El Porsche carrera GT es uno de los deportivos míticos, admirados por los amantes del mundo del motor, y que ahora acaba de añadir unas cuantas líneas más a su historia. Se trata del modelo en el que viajaba el fallecido actor Paul Walker junto a su asesor financiero y amigo, Roger Rodas, quien tenía experiencia pilotando este tipo de coches.

Porque el Carreta GT de 2005 no es un vehículo utilitario, precisamente, e incluso la marca Porsche, durante el tiempo en que el coche estuvo a la venta, se aseguraba de enviar una carta a sus propietarios advirtiéndoles de que se trataba de un vehículo concebido para las carreras, y por lo tanto contaba con todas las desventajas de este tipo de coches a la hora de circular por carreteras convencionales.

Así quedó el coche de Paul Walker

El Porsche Carrera GT es un superdeportivo fabricado entre los años 2003 y 2006. Tiene tracción trasera y motor central trasero, como una de sus características más descacadas. Es un biplaza que alcanza velocidades superiores a los 330Km/h, gracias a lo cual consiguió ser designado el coche más rápido del año 2005.

Lo conseguía gracias a un motor V10 de 5,7 litros y 612 CV de potencia, con una aceleración teórica que le permitía pasar de 0 a 100 Km/h en 3,9 segundos. El Carrera GT cuenta además con una caja de cambios manual de seis marchas. Y como curiosidad, la palanca es de madera de abedul y fresno, en homenaje a la de los Porsche 917 que compitieron en Le Mans.

El Porsche en el que viajaba Paul Walker era del año 2005

En cuanto a la trayectoria del modelo, su desarrollo se remonta a los Porsche 911 GT1-98 y Porsche LMP1-98, que fueron abandonados cuando el reglamento de la FIA y de ACO cambió en 1998. Porsche había planeado inicialmente que el sustituto de estos dos coches sería estrenado en 1999 y tendría un motor de seis cilindros con turbocompresor, pero el proyecto se aplazó al año 2000 para desarrollar un V10 atmosférico.

Este V10 era un proyecto abandonado que se había desarrollado secretamente en 1992 para el equipo Footwork de Fórmula 1. El motor fue resucitado para el prototipo de Le Mans y aumentado de cilindrada a 5,5 litros.

Sin embargo, el proyecto del gran turismo de Le Mans fue cancelado dos días antes del comienzo de pruebas del primer prototipo a mediados de 1999, cuando parte del equipo de ingenieros que estaba trabajando en la división deportiva fue destinado al desarrollo de otro modelo, el todoterreno Porsche Cayenne.

Porsche modificó el diseño del proyecto y lo presentó como prototipo en el Salón del Automóvil de Ginebra del año 2000. El interés del público y las ganancias del exitoso Cayenne llevaron a que Porsche decidiera desarrollar una versión de calle de edición limitada.

Porsche comenzó a fabricar el Carrera GT en el año 2003 en la planta alemana de Leipzig, y se puso a la venta en Estados Unidos en enero de 2004 a un precio de unos 440.000 dólares.

En un principio estaba prevista la fabricación de unas 1.500 unidades, pero la cifra final tan solo alcanzó las 1.270. Dejó de fabricarse en mayo del año 2006. Una vez finalizada su vida comercial, Porsche lo sustituyó por el modelo GT1