Beatriz Villacañas ante una preciosa vista del Tajo a su paso por Toledo
Beatriz Villacañas ante una preciosa vista del Tajo a su paso por Toledo - ABC
artes&letras castilla-la mancha

Beatriz Villacañas sienta cátedra en Dublín

Su conferencia sobre literatura irlandesa, con una perspectiva española, fue todo un éxito

Actualizado:

La poeta y escritora toledana Beatriz Villacañas, hija del gran Juan Antonio Villacañas, poeta siempre recordado, pronunció el 21 de febrero una conferencia en Dublín con motivo de la Presidencia irlandesa de la Unión Europea. La conferencia tuvo lugar en la Royal Irish Academy, dentro del Congreso Internacional «The Impact of Ireland in Europe», al que acudieron académicos, historiadores, escritores, periodistas y representantes de la diplomacia y la política.

El título de la intervención de la escritora toledana, que fue todo un éxito, fue «Ireland and its Literature: Inspiration and Motif in Europe from a Spanish Perspective» («Irlanda y su literatura: Inspiración y motivo en Europa desde una perspectiva española»).

Beatriz Villacañas tiene una larga vinculación literaria y profesional con Irlanda. Es profesora de Literatura inglesa e irlandesa en la Universidad Complutense de Madrid y en numerosas ocasiones ha sido poeta invitada en The Well: Encuentros anuales entre poetas españoles e irlandeses, que se han venido celebrando en lugares como El Círculo de Bellas Artes y el Ateneo de Madrid, entre otros. También fue poeta invitada en el Festival Internacional de Poesía que se celebró en Dingle (Irlanda). Con su libro Dublín, obtuvo el Premio Primera Bienal Internacional de Poesía Eugenio de Nora, León, en el año 2000.

Entre otros galardones, Villacañas tiene en su haber el Premio de Poesía Ciudad de Toledo (Rodrigo de Cota), 1995. Su último libro «La gravedad y la manzana», fue propuesto para el Premio Nacional de Poesía 2012. A continuación, un poema de este último libro.

UN PASO

De la nada al infinito

hay un paso

de fe,

de piel,

un cuerpo a cuerpo

(Tentación: Caída y vuelo)

A continuación, un poema de Beatriz Villacañas sobre Dublín:

DE LIRAS POR DUBLÍN

Dublín es como todo,

sólo un pretexto más de la existencia,

lo diré de otro modo,

que vivir es la ciencia

de no saber de nada y a conciencia.

Es una antología

tan personal como los ruidos viejos,

como una epifanía

que nunca da consejos,

con el presente Joyce siempre a lo lejos.

Yo me tomo unas liras

con todos los borrachos dublineses.

Muerte, sé que me miras

como a los feligreses

de los templos profanos irlandeses.

Que el pub es cosa seria,

de la sed sin fronteras es la casa,

es toda nuestra feria,

es todo lo que pasa,

es creer que la muerte se retrasa.

El amor, por su parte,

puede encontrarnos en cualquier postura,

quizá el amor es arte

de mestiza blancura.

Me gusta que el amor no tenga cura.

Porque si la tuviera

Dublín sería un diálogo mezquino,

no habría ciudad entera,

ni cerveza ni vino

que nos pusiera a hablar con el destino.

Ya lo dije hace mucho,

Dublín no es otra cosa que un relato

tan mío que lo escucho

cómo come en mi plato,

que la vida es muy largo y sólo un rato.

(Dublín,2001 Premio Primera Bienal Internacional de Poesía Eugenio de Nora 2000)