Carolina Bescansa besa a Pablo Iglesias, tras su nombramiento como secretario general
Carolina Bescansa besa a Pablo Iglesias, tras su nombramiento como secretario general - reuters
El tutor y sus discípulos

Los orígenes gallegos de Podemos

Carolina Bescansa y Raimundo Viejo, colaboradores de Iglesias, proceden del ámbito burgués de una pequeña urbe. La izquierda local los etiqueta de «madrigallegos» por su trabajo «deslocalizado» y fuera de Galicia

Actualizado:

El origen del fenómeno político de los últimos años lleva aparejada un connotación identitaria obligada que no es otra que la de Galicia. Aunque los círculos no hacen referencia a las identidades geográficas y los líderes visibles de la formación apelan al internacionalismo y a la fraternidad republicana, lo cierto es que en la génesis del proyecto Podemos están ciudadanos gallegos. Al menos hombres y mujeres que han nacido en Galicia y que han pasado una buena parte de su vida en tierra gallega.

Se trata de personas, en algunos de los casos, poco conocidas pero con destacados puestos en la endogámica y elitista vida universitaria. Sin dudarlo quienes conocen al decano de la Facultad de Ciencias Políticas de la Complutense, Heriberto Cairo, a la socióloga, Carolina Bescansa o al politólogo, Raimundo Viejo, los etiquetan como hijos de la «intelligenza» o «miembros de ilustres familias burguesas».

En la génesis del proyecto tuvo mucho que ver el profesor Cairo. Nació en Lugo en 1958 aunque desarrolló su carrera profesional en Madrid. Su labor investigadora lo convirtió en un especialista en la realidad política latinoamericana desde la óptica de la dialéctica marxista. Pronto se tropezó con el alumno aventajado Pablo Iglesias. Cairo se convirtió en su maestro y fue director de la tesis del líder de Podemos que lleva por título: «Multitud y acción colectiva postnacional. Un estudio comparado de los desobedientes de Italia a Madrid».

Pero como ocurre en ocasiones, el discípulo superó al maestro. La tutoría académica propició una relación personal que favoreció el ascenso de Cairo al decanato y el control por parte de su pupilo de un buen número del alumnado. Incluso fueron «cómplices» en algunas fechorías como imposibilitar a Rosa Díez que pronunciase una conferencia en la Facultad de Políticas el 20 de octubre de 2010.

La actividad profesional de Cairo se centra en Madrid. Colectivos de la izquierda altermundista o miembros de los cículos gallegos desconocen la obra y milagros de este profesor nacido en Lugo. Algunos de los dirigentes gallegos consultados por ABC aseguran que «es un madrigallego como Bescansa y Raimundo Viejo». Y es que en realidad, la acción política de los gallegos del círculo pasa inadvertida a efectos de su compromiso con Galicia.

Las visitas más frecuentes son las de Carolina Bescansa. A pesar de que sus abuelos don Ricardo y doña Chocha Bescansa ya fallecieron, la «madrigallega» viene con regularidad a Galicia. La última vez a almorzar con Beiras y con el sanedrín de la izquierda rupturista. Al fin y al cabo además de su pensamiento «combatiente» tienen un origen similar pues ambos son de esas familias «patricias» que dan color a las capitales de provincia y cuyos descendientes se permiten excentricidades poco comunes para el común. Sea como fuere, la familia Bescansa forma parte de la nómina de notables de la ciudad del Apóstol. Y ahora forma parte de ese nuevo grupo social que pretende gobernar el país en nombre de una gran parte de ciudadanos desesperanzados.

La última incorporación al Consejo Ciudadano de Podemos fue Raimundo Viejo (Vigo, 1969). Un amigo suyo no duda en definirlo como «otro hijo de la intelligenza». Su padre fue uno de los fundadores de Galaxia y su madre profesora en uno de los institutos de la ciudad de Santiago. El vástago también estuvo a la altura y es profesor en la Universidad de Gerona de Teoría del Nacionalismo y los Movimientos Sociales. Junto a su mujer francesa tiene una editorial de nombre Artefakte en la que se publican ensayos sobre la realidad Latinoamericana.

Encuentros con Beiras

También junto con Carolina Bescansa ejerce de gallego en la distancia. Su credo transformador se centra en realidades distintas a la que nacieron y en la que viven. La izquierda gallega apunta que el politólogo de «vinculación con Galicia sólo tiene el gallego reintegrado».

El éxito parcial de Xosé Manuel Beiras ha provocado algún encuentro esporádico y de admiración recíproca. Sin embargo sólo parecen contaminarse ideológicamente y, aunque los orígenes de clase les han permitido acercarse al poder, no han decidido por el momento tomarlo por asalto.