Un puente de 1.700 metros une ambas orillas de la ría
Un puente de 1.700 metros une ambas orillas de la ría - muñiz

Noia estrena hoy el puente atirantado más grande de Galicia

La infraestructura permite desatascar los 7 kilómetros del centro urbano reduciendo el volumen de tráfico hasta en 8.000 coches diarios

Actualizado:

Son casi 5 kilómetros de trazado los que estrena este viernes la localidad coruñesa de Noia. La variante, que se prolonga directamente desde el corredor que une con Santiago hasta el puerto de Testal, mejorará la movilidad de toda la comarca, reduciendo hasta en un 70% el tiempo de llegada a las playas de la zona.

El puente sobre la ría de Muros y Noia, que con 1,7 kilómetros de largo se convierte en el atirantado más grande Galicia, une ambas orillas para desatascar el centro urbano. Un municipio que en verano sufría un embotellamiento por el denso tráfico que se dirigía a los arenales de Noia y el vecino Porto do Son.

Además del beneficio que supone para el tráfico rodado, esta obra supone un «gran revulsivo turístico», según el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que acompañado de diversas autoridades -entre las que se encontraba el exconselleiro de Infraestructuras y promotor de la obra, Agustín Hernández, y su sucesora, Ethel Vázquez- inauguró el trazado. Dado que ahora este municipio se encuentra más próximo a la capital gallega, los visitantes que recalen en Santiago podrán visitar Noia y sus playas en apenas 20 minutos de trayecto. Una conexión que, además de fomentar el turismo, permite que «la comarca tenga una Catedral y Santiago una ría», afirmó Feijóo.

Controles durante cinco años

La ejecución de la obra, cifrada en 50 millones de euros, estuvo controlada en todo momento para que no afectase al hábitat ni a los recursos marisqueros de la zona, una de las más ricas de Galicia, a través de medidas medioambientales. Controles que se prolongarán durante cinco años para preservar que la calidad de las aguas, según confirmaron en la visita.