Pescanova presenta un preconcurso de acreedores por su alta deuda
Imagen de la sede central de Pescanova, situada en Chapela (Pontevedra) - efe

Pescanova presenta un preconcurso de acreedores por su alta deuda

Al comienzo de la jornada, la Comisión Nacional del Mercado de Valores suspendía cautelarmente la cotización de la multinacional pesquera

Actualizado:

La multinacional pesquera Pescanova acaba de solicitar la presentación de un preconcurso de acreedores en el Decanato de Pontevedra tras un comienzo de jornada en la que su cotización, a petición propia, era suspendida cautelarmente por la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

«Pescanova, S.A. comunica que ha presentado la comunicación prevista en el artículo 5 BIS de la Ley Concursal para le renegociación de su deuda», remitía el presidente de la compañía, Manuel Fernández de Sousa Faro .

Al comienzo de la mañana, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) suspendía de manera cautelar la cotización de Pescanova a petición de la compañía «por concurrir circunstancias que pudieran perturbar el normal desarrollo de las operaciones sobre el valor». En un comunicado, la CNMV no explicaba a qué hora volverán a cotizar los títulos de la sociedad y fuentes de la compañía declinaban realizar ninguna declaración adicional al comunicado remitido a la CNMV.

Dos son las opciones a las que aludía Manuel Fernández de Sousa, el presidente de la multinacional pesquera —líder en el sector de los congelados— para la inyección de liquidez. Por un lado, a la «certeza de la venta de ciertos activos de la actividad del cultivo del salmón, reclasificados para la venta» —entre las que se encuentran dos de sus filiales Nova Austral y Acuinova—; y por otro, a «la renegociación de la deuda» a través del procedimiento de preconcuros, según un comunicado emitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV,) a las 23:32 de este jueves.

En cuanto al desencadenante de este hecho no hay razones explícitas en el documento remitido por Pescanova, si bien el endeudamiento financiero del Grupo parece ser el motivo. La firma, cuyo pasivo a largo y corto plazo asciende a 1.522 millones de euros al cierre de septiembre de 2012, de los cuales 459 millones corresponden a acreedores comerciales, obtuvo un beneficio neto de 24,9 millones de euros en los nueve primeros meses del pasado ejercicio, un 2,2% más, gracias al avance de sus ventas en el exterior y a la buena marcha de sus proyectos de acuicultura.

Fernández de Sousa habla de «incertidumbre»: «El Consejo de Administración de Pescanova,S.A. ante la incertidumbre de poder afirmar el principio contable de gestión continuada (el going concern, empresa en marcha) en relación a los hechos posteriores al cierre de las cuentas anuales de 2012 ha procedido, de momento, a no formular las cuentas anuales».

Al cierre de la sesión precedente, las acciones de Pescanova (PVA.MC) se cambiaban a 17,40 euros, con un incremento del 4,5%; en lo que va de año, se han revalorizado un 24,2 %.

Y la facturación de la compañía alimentaria aumentó un 8,9% entre enero y septiembre, hasta 1.149 millones de euros, impulsada por el negocio internacional, que creció un 14%. Las ventas en el mercado español subieron un 2,8%, «como resultado de la fuerte presencia del grupo en el sector de productos del mar».

El resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en 127 millones de euros al cierre de septiembre, lo que supone un avance del 8,8% respecto al mismo periodo del ejercicio pasado. Pescanova destacó en ese momento los «buenos resultados» registrados en todos sus proyectos de acuicultura (salmón, langostino vannamei y rodaballo). Según señaló, la acuicultura representa en la actualidad más de un tercio del Ebitda y continúa creciendo «a buen ritmo».