Imagen de la manifestación de este sábado
Imagen de la manifestación de este sábado - efe
política

La manifestación catalanista del 25 d'Abril se convierte en un acto electoral

Partidos y grupos de izquierda participan en la concentración para pedir «un cambio político»

Actualizado:

La ciudad de Valencia ha acogido este sábado la manifestación del 25 d'Abril, que conmemora la derrota en la batalla de Almansa, y que se ha convertido en un acto electoral con un claro mensaje político. Así, los asistentes han reivindicado un cambio en la Comunitat para que no vuelva a caer en el "modelo social, económico, cultural y lingüístico fracasado" y apueste por "la democracia, la transparencia, la participación, la lengua y la cultura".

La marcha, convocada por Acció Cultural del País Valencià (entidad subvencionada por el Gobierno de Artur Mas) ha contado con la participación de entidades sociales como la Federación de Bandas de Música, Salvem el Cabanyal, Escola Valenciana y Ca Revolta, así como sindicatos y partidos políticos, que han partido en torno a las 18.00 horas de la Plaza de San Agustín en dirección a la calle la Paz bajo el lema 'Comença el futur'.

La manifestación, que ha transcurrido en un ambiente festivo, ha contado con la participación de varias muixerangas y ha estado acompañada de la música de dolçaines i tabalets.

El coordinador de ACPV, Toni Gisbert, ha señalado que el de hoy es "un día para la esperanza y la ilusión porque empieza el futuro, pero también es un día para la responsabilidad, para aprender de errores del pasado y garantizar que los valencianos no volvamos a caer en un modelo social, económico, cultural y lingüístico fracasado".

En este sentido, ha explicado que para ello es necesario un "cambio político", pues el cambio social "ya se ha producido". "La mayoría de la sociedad ya sabe qué se ha hecho mal, ahora se trata de no cometer los mismos errores y entender que los causantes de la crisis, los responsables del modelo social y cultural que ha fracasado, no pueden ser quienes nos saquen de la crisis, quienes aporten la solución".

La solución, según el coordinador de ACPV, "tiene que venir de otras manos, por tanto ha de cambiar el ciclo político, ha de venir gente nueva que sea transparente, demócrata y apueste por el diálogo, la lengua y la cultura", que "no son un lujo, sino que forman parte de un nuevo modelo social que es el que apuesta por la calidad, la formación y la economía productiva y de calidad", ha apuntado.

El manifiesto de este año, la Crida Cívica, ha sido elaborado por una serie de personalidades "con proyección pública y social", como los ex rectores de la Universitat de València (UV) Pedro Ruiz y Ramón Lapiedra o los profesores Joan Romero y Josep Vicent Boira, según ha señalado Gisbert.