Protestas en la calle Vitoria de Burgos por las obras de la Plaza de Toros
Protestas en la calle Vitoria de Burgos por las obras de la Plaza de Toros - r. ordóñez
sucesos

Los disturbios vuelven por segunda noche consecutiva al barrio burgalés de Gamonal

Varios grupos de violentos queman contenedores y obligan a intervenir a la Policía

p. abascal
Actualizado:

Por segunda noche consecutiva, los disturbios volvieron a tomar ayer la calle Vitoria. La zona cero de las protestas que el pasado mes de enero hicieron poner los ojos de España y parte del extranjero en esta vía del barrio burgalés de Gamonal es una vez más el escenario de la violencia callejera. Contenedores tirados, algunos de ellos ardiendo, mobiliario urbano destrozado... Fue la imagen que anoche se repitió de nuevo y que llevó a la Policía desplegada en la zona a intervenir, después de que el día anterior no lo hiciera.

Tras de un jueves caliente, con contenedores quemados y cristaleras de bancos reducidas a añicos, todo apuntaba a que el viernes y la llegada del fin de semana sería movida. Y, aunque la fría noche burgalesa cayó con cierta calma, los pronósticos se cumplieron. La concentración convocada por la Asamblea Contra la Especulación de Burgos en oposición a las obras de remodelación y reforma de la plaza de toros de Burgos –adjudicada en 5,6 millones de euros– derivó de nuevo en altercados con la calle Vitoria como escenario.

Un grupo de unas trescientas personas partió del centro de la ciudad en manifestación en dirección al coso, pero no llegó. A mitad del itinerario, desvió su recorrido hacia Gamonal y la calle Vitoria. En el trayecto, un grupo, sobre todo de los más jóvenes, se disgregó de los manifestantes y comenzaron los disturbios.

Primeros contenedores derribados, el fuego que se apoderó de más de uno, mobiliario urbano de nuevo fruto del ataque de los violentos, lanzamiento de piedras y botellas... Los mismos ingredientes que en enero derivaron en varias noches consecutivas de altercados, en aquella ocasión en contra de la conversión en bulevar y construcción de un aparcamiento subterráneo en la calle Vitoria. Esta vez, la excusa, la remodelación de las obras de la plaza de toros.

En la vía esperaba un fuerte dispositivo policial de antidisturbios, que cargó en varias ocasiones contra los violentos, utilizando incluso pelotas de goma.

A los que iban en la manifestación y se disgregaron se unieron otros pequeños grupos que aguardaban en las inmediaciones de la calle Vitoria –una gran avenida con numerosas bocacalles– y que se sumaron a los actos violentos que por segunda noche consecutiva tomaron la vía burgalesa del barrio de Gamonal.