El gobierno canario baraja un nuevo impuesto para financiar la consulta antipetrolera
Fernando Ríos, este miércoles en Mírame TV - abc

El gobierno canario baraja un nuevo impuesto para financiar la consulta antipetrolera

El coste del referéndum lo estima en medio millón de euros y pretende el desarrollo de una nueva ley orgánica sobre el asunto

Actualizado:

El Gobierno de Canarias baraja la posibilidad de crear un nuevo impuesto para financiar el coste de la consulta sobre las prospecciones petrolíferas en aguas cercanas a las Islas, que estima en medio millón de euros.

Según detalló este miércoles en una entrevista en Mírame TV Fernando Ríos Rull, comisionado para el desarrollo del Autogobierno y las Reformas Institucionales, las autoridades isleñas incluso pretenden una modificación de la ley orgánica que regula las consultas populares. «Si hay voluntad política, se puede cambiar», afirmó.

Con ese hipotético cambio, se podría celebrar la consulta conjuntamente con las elecciones europeas previstas para el 25 de mayo, ya que se dejaría de lado el requisito de la ley orgánica que ordena que estos referendos no se convoquen entre los 90 días anteriores y los 90 posteriores a citas electorales.

De esa manera, se iría «en la línea de la política de bandera del Partido Popular, que es la austeridad», afirmó, en alusión a que se podría ahorrar el coste de la organización. «Hemos calculado sobre medio millón de euros» el coste del referendo, dijo, pero lo justificó: «¿Vamos a hipotecar nuestro futuro por no gastarnos medio millón? Ya se buscarán los créditos extraordinarios para sufragar ese gasto».

Ya puesto a especular con una nueva modificación fiscal ad hoc, Ríos ahondó en la explicación de las intenciones del gobierno canario: «Pero si hiciéramos otro referéndum donde se pregunte si el referéndum [de las prospecciones] se puede sufragar con un pequeño impuesto que pusiésemos a cualquier cosa, la gente diría que sí».

[ Click para ver la entrevista completa]