El trazado se concibió para unir la A-2 Madrid-Zaragoza (en la imagen) con la autovía que conecta Zaragoza con Valencia a través de Teruel
El trazado se concibió para unir la A-2 Madrid-Zaragoza (en la imagen) con la autovía que conecta Zaragoza con Valencia a través de Teruel - f. s.
INFRAESTRUCTURAS

La autovía Daroca-Calatayud agoniza en los Presupuestos del Estado

Las cuentas del Gobierno para 2015 solo reservan 5.000 euros para este proyecto

Actualizado:

El proyecto de autovía Daroca-Calatayud (A-24), para unir la autovía Teruel-Zaragoza con la A-2 (Madrid-Zaragoza), sigue agonizando en los Presupuestos Generales del Estado. La situación no es nueva, pero marca un nuevo récord en las cuentas que acaba de presentar el Gobierno para el próximo año: solo 5.000 euros reserva para esta obra, que ni siquiera tiene todavía hecho –ni encargado– el proyecto de construcción. Y eso pese a que esta autovía fue planificada hace más de diez años e incluida en el Plan de Infraestructuras del Gobierno de José María Aznar.

Hace años que este trazado está aparcado en los despachos del Ministerio de Fomento. En 2003, la llegada del PSOE al Gobierno relegó por completo esta obra. Con el PP en el Ejecutivo desde diciembre de 2011, la situación no ha cambiado, ahora bajo el argumento de las limitaciones presupuestarias.

El Ayuntamiento bilbilitano ha presionado estos años para que el proyecto de autovía no quedara definitivamente aparcado. Y ha tenido que contentarse con conseguir que en los Presupuestos del Estado aparezcan partidas irrisorias, testimoniales, pero que al menos sean una declaración de intenciones de que ese proyecto no se da por muerto, a la espera de tiempos mejores en los que pueda reactivarse.

En los Presupuestos del Estado de 2014 se recoge únicamente una partida testimonial de 10.000 euros. Para los del próximo año, la mitad. Y eso que harían falta 453.000 euros solo para redactar el proyecto y adjudicar las obras. Para construir el trazado, el presupuesto estimado asciende a 150 millones de euros.