ERC pide independizar Cataluña con Valencia, Baleares y parte de Aragón
El líder de ERC, Oriol Junqueras, estrechando la mano al presidente de la Generalitat, Artur Mas (CiU) - reuters
POLÍTICA

ERC pide independizar Cataluña con Valencia, Baleares y parte de Aragón

Considera «irrenunciable» que la secesión abarque a los «Países Catalanes» en su conjunto

Actualizado:

Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), que empuja junto a CiU el proyecto secesionista, considera que la independencia a la que aspiran ha de afrontarse incluyendo también, como parte de la «nación catalana», a parte de Aragón, a la Comunidad Valenciana, a Baleares y a los territorios del sur de Francia que los independentistas denominan «Cataluña Norte». Su concepto de «nación catalana» incluye también al Principado de Andorra.

El «proyecto político» de Esquerra deja claro que no les satisfaría simplemente la independencia de la actual comunidad autónoma de Cataluña. Entienden que eso sería solo una secesión parcial, ya que la aspiración es que esa independencia incluya a todo su concepto de «Países Catalanes».

Según el documento programático de ERC, es preciso para acabar con lo que consideran que ha sido un «descuartizamiento» de la nación catalana a lo largo de los siglos, en los que «los Países Catalanes han sido divididos en diferentes territorios por imperativos políticos».

Consideran que tanto las comarcas orientales de Aragón –que los independentistas denominan «Franja de Ponent»–, como «Valencia, las Islas Baleares y Pitiusas, y Andorra» son parte inescindible de la «nación catalana» y, por tanto, el proceso de independencia ha de abarcar todos esos territorios.

«La obtención de la independencia de los Países Catalanes en la Europa Unida constituye un objetivo irrenunciable», afirma el «proyecto político» de ERC, que considera que todos esos territorios forman parte de una «realidad nacional» que ha sido troceada por «más de 300 años de opresión por parte de los estados español y francés».

Esquerra se arroga también en portavoz de la «voluntad» de todos esos territorios situados fuera de Cataluña, que a su juicio son el «marco geográfico» de la «nación catalana». Asegura que lo son «por naturaleza, conciencia y voluntad».

Las intenciones de ERC al respecto afloraron también en el programa electoral con el que esta formación conclurrió en 2012 a las elecciones al Parlamento de Cataluña. En él decían expresamente que a su desafío independentista quieren añadir, «en un futuro inmediato», al «resto de los Países Catalanes». Y afirman que «la cultura debe ser uno de los pilares para lograr la libertad de nuestra nación».

Desde hace décadas, el nacionalismo instalado en la Generalitat ha dedicado abundantes fondos presupuestarios a financiar y apoyar entidades socioculturales instaladas fuera de Cataluña.