Los terroristas anarquistas viajaron en autobús con la bomba desde Barcelona a Zaragoza

La hicieron estallar en la Basílica del Pilar el 2 de octubre

Actualizado:

Más de 300 kilómetros en autobús y con una bomba preparada para ser colocada y hacerla estallar. Así viajaron desde Barcelona hasta Zaragoza los dos anarquistas chilenos detenidos por la Policía como autores del atentado con bomba cometido en la Basílica del Pilar el pasado 2 de octubre.

La investigación policial ha permitido reconstruir detalladamente los pasos que siguieron estos terroristas desde la Ciudad Condal, donde residían desde hace apenas un año, hasta la zaragozana Basílica del Pilar. Han constatado que estos dos chilenos, Francisco Javier Solar y Mónica Andrea Caballero, optaron por desplazarse hasta Zaragoza en autobús, que lo hicieron con la bomba ya preparada -una bombona de cámping gas y abundante pólvora-, que tras llegar a la estación de Delicias fueron a la Basílica, dejaron la bomba, salieron de ella y rápidamente se marcharon de nuevo a la estación de Delicias para coger el autobús de vuelta a Barcelona.

La revisión de un amplio número de cámaras de videovigilancia repartidas por la ciudad han permitido a la Policía recomponer la ruta seguida por estos dos chilenos, detenidos este miércoles en Barcelona junto a otra joven chilena, un argentino y una italiana.