Buscan vínculos entre la explosión en el Pilar y un funeral que mañana congrega al PP
Interior de la Basílica del Pilar de Zaragoza tras la explosión de un artefacto - efe
ZARAGOZA

Buscan vínculos entre la explosión en el Pilar y un funeral que mañana congrega al PP

La Policía analiza si puede guardar relación y el dispositivo con el que se ha hecho detonar el artefacto

Actualizado:

La explosiónen la zaragozana Basílica del Pilar se ha producido justo en la víspera de un funeral que reunirá a altos cargos regionales y nacionales del PP, y a dos días de que, como es tradición, se oficiara la misa con motivo del patrón de la Policía. Las fuerzas de seguridad deben determinar aún si la colocación del artefacto guarda relación con alguna de esas dos citas oficiales que había programadas en la Basílica o si se ha sido algo casual, una mera coincidencia. De momento, la Delegación del Gobierno se ha limitado a indicar que la investigación sigue su curso.

Los Tedax y expertos en explosivos de las fuerzas de seguridad han permanecido durante horas en el interior de la Basílica recogiendo de forma minuciosa los restos del artefacto, que se encontraba tremendamente fragmentado, según han indicado a ABC fuentes de la investigación. Sí se sabe que se trataba de una bomba casera, realizada con una bombona de cámping gas y con pólvora, entre otros elementos. Uno de los aspectos esenciales que deberán determinar los expertos es cómo se hizo detonar el artefacto, si estaba dotado de temporizador y si explotó realmente cuando pretendía que lo hiciera quien lo colocó.

Se había fijado para este jueves por la tarde el funeral en memoria del exalcalde de Zaragoza y senador del PP José Atarés, fallecido hace escasos días. Fuentes oficiales han indicado que no se ha anulado la ceremonia y que tendrá lugar según lo previsto, este jueves por la tarde. El funeral reunirá a la cúpula del PP aragonés y también a destacados miembros del partido a nivel nacional. Entre ellos, estaba prevista la asistencia del presidente del Senado, Pío García-Escudero.

El artefacto fue colocado en los bancos ornamentados que limitan el pasillo central del altar mayor de la Basílica del Pilar, bancos tapizados en terciopelo y alagunos de los cuales se les asigna un carácter preferente en caso de ceremonias de cariz institucional. La bomba casera fue depositada detrás de uno de estos bancos de terciopelo, en un lugar poco visible.

La hora a la que se produjo la deflagración, escasos minutos antes de las dos de la tarde, evitó que hubiera podido haber víctimas. Aunque la Basílica no cierra a mediodía, es una hora de escasa afluencia de fieles y turistas.

Sin cámaras de vigilancia

Las fuerzas de seguridad tratan de obtener imágenes que permitan poner sobre la pista de quien colocó el artefacto, pero se encuentran con una dificultad de calado: no hay cámaras de videovigilancia ni en el interior del templo ni en sus accesos exteriores. En la Plaza del Pilar sí hay edificios oficiales con videocámaras, pero a cierta distancia de la Basílica, aunque se revisarán de forma minuciosa las imágenes disponibles de este punto de la ciudad en busca de pistas. En la misma plaza se encuentran el edificio de los juzgados, la sede de la Delegación del Gobierno y la Casa Consistorial.

Fuentes policiales han indicado que una de las hipótesis con la que se trabaja es que este ataque pueda estar vinculado a grupos radicales anarquistas o de ultraizquierda, e incluso que la autoría pueda guardar relación con otro artefacto que explotó el pasado 7 de febrero en la madrileña catedral de La Almudena, acción que fue asumida por un grupo anarquista autodenominado "Comando Insurreccionalista Mateo Morral". En cualquier caso, han indicado que están abiertas varias líneas de investigación y que aún es pronto para apuntar en una u otra dirección.