«El Pájaro blanco» en abril de 1927
«El Pájaro blanco» en abril de 1927 - WIKIPEDIA
Misterio de la historia de la aviación

El enigma del «Pájaro blanco»

Los pilotos Charles Nungesser y François Coli desaparecieron en su intento de volar de París a Nueva York sin escalas en 1927

MADRIDActualizado:

El 8 de mayo de 1927 ha pasado a la Historia de la aviación por uno de los mayores misterios que aún no se han podido aclarar. Ese día del que se cumplen ahora 90 años, los aviadores Charles Nungesser y François Coli desaparecían para siempre a bordo del «Pájaro blanco» (« L'Oiseau Blanc»).

Nungesser y Coli habían partido el día anterior del aeródromo de Bourget de París con el propósito de cruzar por primera vez el Océano Atlántico sin escalas desde la capital francesa a Nueva York. Su biplano PL8 de la compañía Pierre Levasseur, dotado de un motor marca Lorraine-Dietrich de doce cilindros, con una potencia de 450 caballos, según Air Journal.

El diario La Presse anunció en su primera edición que el viaje había tenido éxito, pero enseguida se comprobó que la información era errónea y la angustia se extendió a lo largo de la jornada, ante la falta de noticias de los reputados aviadores. Charles Nungesser era un héroe de la Primera Guerra Mundial, condecorado en Francia por sus victorias en combate aéreo. También Coli, piloto de combate de la marina mercante, había sido distinguido con la doble cruz del Mediterráneo.

Postal francesa del avión y las fotografías de Nungesser y Coli
Postal francesa del avión y las fotografías de Nungesser y Coli - WIKIPEDIA

Bautizaron al biplano con el nombre de «Pájaro blanco» en recuerdo a un jefe indio de Wyoming a quien Nungesser había conocido en 1925. Se le pintó la bandera francesa en las alas y la insignia personal de Nungesser con la que se había hecho famoso en la guerra: una calavera con dos tibias entrecruzadas, con un ataúd y dos candelabros sobre un corazón negro.

El Pájaro Blanco fue visto por última vez sobre Irlanda y su rastro se perdió para siempre. Se ha especulado con que se precipitó sobre el Atlántico, o que llegó hasta Terranova, donde se estrelló. Algunos testigos aseguraron haber oído el ruido de un avión en Maine en medio de una espesa niebla. También se dijo que fueron víctimas de los hombres de Al Capone por un error de identificación, pero ninguna de las hipótesis ha podido ser confirmada.

Dos semanas después de la desaparición de Nungesser y Coli, el estadounidense Charles Lindbergh realizó con éxito el viaje, en sentido contrario. Voló en solitario desde Nueva York a París en el «Spirit of Saint Louis» (Espíritu de San Luis).

Tanto en el aeropuerto de Le Bourget y como en los acantilados de Etretat, el punto de Francia desde donde fue visto por última vez su avión, se recuerda a los dos pilotos franceses desaparecidos.