Alfonso Alonso
Alfonso Alonso - EFE

Alonso acusa al lendakari de «morder la mano» que le tendió para «ir de la mano» del PSOE

El presidente del PP vasco afirma que el PNV «va a muerte» con los socialistas

BilbaoActualizado:

La moción aprobada en el Senado para instar al Gobierno a no transferir más competencias al País Vasco ha enfriado la relación del PP con el Gobierno autonómico. Alfonso Alonso, presidente de los populares vascos, trató de limar asperezas la semana pasada al proponer a Iñigo Urkullu unir fuerzas de cara a un hipotético regreso del PP a La Moncloa. Pero el lendakari, ha dicho Alonso, ha «mordido la mano» que le tendió para «ir de la mano de Sánchez».

En una rueda de prensa celebrada en Bilbao, Alonso ha rechazado «rotundamente» las acusaciones que, «con interés electoral», se han realizado contra los populares en los últimos días, por la moción que planteó en el Senado, en la que denunciaba la visión «nacionalista» de la petición de transferencias por el Gobierno Vasco.

Además, cree «inaceptable» que el Gobierno vasco se haya reunido este pasado martes para hacer un acuerdo contra el PP, «y todo porque no compra el discurso del lendakari y de Sabin Etxea» sobre las transferencias pendientes. «Seguiremos llevando la contraria», ha asegurado.

En este sentido, ha asegurado que, del catálogo de 37 competencias pendientes de traspasar al País Vasco elaborado por el Ejecutivo de Iñigo Urkullu, la mayoría son competencias reconocidas en el Estatuto como exclusivas del Estado, mientras que otras han sido transferidas. Por ello, considera que solo quedan por traspasar prisiones y Seguridad Social.

Preguntado por si, después de la declaración de ayer del Ejecutivo vasco, sigue manteniendo la mano tendida que ofreció el viernes de la semana pasada en el Parlamento vasco a Urkullu —al que emplazó a no descartar posibles fórmulas de colaboración con su partido ante un eventual nuevo Gobierno del PP tras las elecciones generales—, ha considerado que el lendakari le ha «mordido la mano» para ir a la campaña electoral «de la mano de Sánchez». «Es la posición que ha elegido Urkullu y va a muerte con el PSOE», ha aseverado.