Las seis noticias que debes conocer hoy, lunes 13 de mayo

Actualizado:

1. El PSOE se impondrá el 26-M y el PP superará por 5 puntos a Ciudadanos. La «segunda vuelta electoral» del 26 de mayo confirmará la hegemonía actual del PSOE en el mapa político territorial, pero los socialistas podrían llevarse más de una sorpresa, porque el centro-derecha unido suma tantos votos como la izquierda y los populistas juntos, y su posible alianza podría desplazar al partido de Sánchez en ayuntamientos y comunidades, según se desprende del último barómetro de ABC-GAD3. Después del hundimiento en las generales, el PP recupera una parte de su voto, suficiente para consolidar su liderazgo en ese centro-derecha, que se disputa de forma descarnada con Ciudadanos en esta campaña electoral. El PSOE y el PP cuentan con una ventaja en las elecciones del 26-M: su estructura territorial y su capacidad de movilización interna para presentar candidatos municipales y autonómicos prácticamente en todo el mapa político, algo que les distancia de Ciudadanos pero sobre todo de partidos emergentes como Vox. En las elecciones municipales se observa así un afianzamiento de los socialistas como primera fuerza política y una ligera recuperación de voto de los populares.

2. El Gobierno pide a la Iglesia que acoja a los refugiados que rechaza la izquierda. «Están ahí, en la frontera, porque hay muchas puertas y corazones cerrados. Los inmigrantes de la actualidad sufren a cielo abierto, sin comida, no pueden entrar, no se sienten acogidos (...) Me gusta ver a las naciones, a sus gobernantes, abriendo el corazón y las puertas». El Papa Francisco ha sido la voz ahogada de los refugiados, el grito que muchos de ellos no han conseguido pronunciar. Durante todo su Pontificado rogó por su ayuda y las congregaciones españolas respondieron. Lo hicieron por «responsabilidad y conciencia humanitaria», también por «coherencia». Así explica Javier Poveda, director del departamento de cooperación internacional de Escuelas Católicas, cómo atendieron a la llamada «de necesidad y urgencia» de Consuelo Rumí, secretaria de Estado de Migraciones, para ceder «recursos habitacionales» ante el vertiginoso incremento de solicitudes de protección internacional en España. Solo el año pasado se alcanzaron las 55.668 peticiones, cifra récord que sitúa a nuestro país como el quinto de la Unión Europea en cuanto a número de solicitudes.

3. Madrid y Murcia, las que más crecen mientras Extremadura dispara su deuda. Las elecciones en doce autonomías que se producirán en un mes –además de las que se acaban de celebrar en Comunidad Valenciana– dan la oportunidad de hacer balance económico de estos cuatro años en cada una de las regiones para evaluar el buen hacer de cada gobierno en cuestión. Pese a que la recuperación ha permitido que todas crezcan y reduzcan el desempleo, a diferencia de la legislatura anterior, la evolución de los últimos cuatro años dibuja comportamientos muy diferentes que ilustra que ha habido una mejora a dos velocidades, además de un ajuste fiscal que varía por barrios. En el primer campo, Murcia y Madrid fueron las comunidades que más crecieron en estos cuatro años, con un 3,9% y un 3,5% de media cada ejercicio, por encima del 3,1% del conjunto de España. Ambas se beneficiaron de las buenas cifras de turismo de estos años, así como del incremento de la construcción, acompañado del aumento de las exportaciones en el caso de Murcia. Otras regiones que mejoraron el desempeño nacional fueron Castilla-La Mancha, Galicia, Cataluña –las tres con un 3,3%–, así como Baleares, con un 3,1%.

4. Control horario: CEOE pide a las empresas que las reuniones con los comités se documenten. A partir de hoy los temidos inspectores de Trabajo pueden personarse en las empresas y reclamar los registros que les ayuden a evaluar si en dicho centro de trabajo no se están pagando las horas extras de alguno de sus trabajadores. Para algunas empresas no será difícil hacer frente a la Inspección, sobre todo las grandes, las que tienen jornadas rutinarias. Otras, como pymes y autónomos lo tendrán mucho más difícil. Serán los peor parados por una norma que no ha contemplado las nuevas formas de organización del trabajo en el siglo XXI. Controlar el horario de un obrero que desempeña su trabajo en una cadena de montaje no es lo mismo que registrar la jornada que tiene un comercial, un transportista o un periodista. «Casi 600.000 actividades no podrán aplicar el registro horario por no tener un centro de trabajo», asegura Lorenzo Amor, presidente de ATA, muy combativo con una normativa que, señala, se convertirá en una nueva traba para muchos autónomos y pequeñas empresas. «Es como si se pusiera un limitador de velocidad a todos los coches porque hay algunos conductores que circulan a 180 kilómetros por hora», afirma el dirigente empresarial.

5. El mejor Djokovic reconquista Madrid. Por si quedaba alguna duda, he aquí la certeza innegable de que Novak Djokovic vuelve a ser el depredador que despertó a mitad de 2018 y que arrasó hasta el Abierto de Australia de este curso. Dormitó un poco en los meses posteriores, muy discretos sus resultados en los torneos invernales, pero en el Mutua Madrid Open, justo a dos semanas de Roland Garros, el serbio se ha comportado como el animal que es, indiscutiblemente el número uno más tirano que ha existido cuando está en plenitud. Este domingo, dando una exhibición de cómo se juega sobre tierra batida, redujo a la mínima expresión al bravo Stefanos Tsitsipas, abrumado ante la superioridad total del balcánico. Después de firmar el sábado la victoria de su vida ante Rafael Nadal en la tierra de la Caja Mágica, esta vez no le dio para tumbar al mejor jugador del mundo. De hecho, ni se le acercó para hacerle cosquillas. Cuando Djokovic limpia su mente y activa el motor, resulta ser un tenista imparable. Puede que no sea el que más entusiasme ni el que más brillo tenga, incluso parece un robot con pilas infinitas, pero la verdad es que borda la perfección con un repertorio de golpes estupendo.

6. Misterios e intrigas de un Festival de Cannes 2019 que huele a incienso. Comienza la 72ª edición del Festival de Cannes con un misterio y ya, enseguida, con una tremenda intriga. El misterio es Jim Jarmusch, un director capaz de llegar a lo más alto -como en su anterior película, «Paterson»-, pero también de quedarse a media altura, como en alguna otra anterior. Trae para inaugurar el Festival «The dead don’t die», una historia de zombis en la que aparecen algunos de sus más vivos actores favoritos, como Bill Murray, Adam Driver, Tilda Swinton o Tom Waits. Conociendo a Jarmusch ya se prevé que cualquier sumisión a lo gordo del subgénero está descartada. Y la tremenda intriga consiste en que viene a competir por la Palma de Oro todo el santoral casi al completo de este certamen, cuyas filias y fobias son ley sagrada. Pedro Almodóvar con su apasionada genuflexión en el confesionario en «Dolor y gloria»; Quentin Tarantino con su ambicioso tajo al Hollywood de los ochenta en «Érase una vez en Hollywood»...