Integrantes de Navarra Suma
Elecciones Navarra

Vuelco electoral en Navarra, que hace una apuesta clara por el Constitucionalismo

La coalición Navarra Suma y PSN se verían obligados a pactar tanto en el Parlamento de Navarra como en Pamplona

PamplonaActualizado:

Con un casi definitivo 98% escrutado, parece que las aguas vuelven a su cauce en Navarra y los partidos constitucionalistas se harían con una amplia mayoría tanto en el Parlamento Foral como en el Ayuntamiento de Pamplona.

La coalición Navarra Suma, que une a UPN, Partido Popular y Ciudadanos habría logrado su objetivo de no desperdiciar los votos sin escaño y lograría 19 parlamentarios. A ello habría que sumar el fuerte tirón de los socialistas, que mantienen el ascenso logrado en las generales y pasarían de ser la quinta a ser la segunda fuerza en el Parlamento de Navarra con 11 escaños. Los dos partidos constitucionalistas lograrían de esta manera 30 parlamentarios cuando la mayoría se sitúa en 26 escaños.

Aún con todo, quizá lo más llamativo sería el tremendo batacazo de Podemos, que perdería más de dos tercios de los escaños y pasaría de los 7 que tenía hasta ahora a tan solo 2 parlamentarios. Ninguno de los dos partidos nacionalistas se verían beneficiados por el descalabro del resto de formaciones del cuatripartito. Geroa Bai se mantendría con 9 escaños y Bildu aguantaría con 8 representantes. Eso sí, con un estrechísimo margen de 24 votos que todavía pueden cambiar la balanza.

También en Pamplona el vuelco electoral ha sido, si cabe, más evidente. Navarra Suma se haría con 13 concejales mientras que los socialistas obtendrían 5 frente a los 3 que logró en 2015. Con la práctica totalidad de los votos escrutados, la formación de UPN, Partido Popular y Ciudadanos se quedarían al borde de la mayoría absoluta. Tan solo le habrían separado unos 300 votos.

A pesar de todo, lo más sorprendente en Pamplona es el importantísimo ascenso de Bildu, que se hace con todos los votos de Aranzadi y con más de la mitad de Geroa Bai, que sufre un importante descalabro y pasaría de 5 a 2 concejales.

De esta forma, tanto en el Parlamento de Navarra como en el Ayuntamiento de Pamplona, los socialistas se verían obligados a pactar con Navarra Suma, a pesar de que su secretaria general, María Chivite, aseguró por activa y por pasiva que no pactaría con Navarra Suma. Pero es que no tiene otra opción, porque los votos no le dan ni para pactar con Bildu.