Discusión entre Uxue Barcos y la viuda de Juan Carlos Beiro
Discusión entre Uxue Barcos y la viuda de Juan Carlos Beiro - P. Ojer

Las familias de las víctimas de ETA en Navarra desconfían del «maquillaje» histórico de Bildu

Consideran se creó la dirección general de Paz y Convivencia para «maquillar la presencia de Bildu en el Gobierno»

PamplonaActualizado:

Por primera vez las familias de las 42 víctimas mortales que ETA ha dejado en Navarra han firmado un comunicado conjunto en el que rechazan la actuación del Gobierno de Navarra al respecto y tachan la creación de la Dirección General de Paz, Convivencia y Derechos Humanos para «maquillar la presencia de Bildu en el Gobierno de Navarra».

[Todas las víctimas de ETA]

Las víctimas muestran su «rechazo y desconfianza ante un Gobierno integrado por EH Bildu, que no sólo nunca ha condenado el terrorismo sino que se relaciona con él». Recuerdan que «los que les defendían o justificaban políticamente están en el gobierno actual de Navarra sin haber modificado su discurso, así que lo que hagan o digan en relación con las víctimas del terrorismo de ETA difícilmente puede tener alguna credibilidad».

Para las víctimas de ETA, esa «dirección general de Paz» es «una manera de maquillar la presencia de EH Bildu en el Gobierno y blanquear su relación con la banda terrorista»

El texto trata de desmentir con durísimas palabras la rueda de prensa que el pasado viernes ofrecieron la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo, y el director general de Paz, Convivencia y Derechos Humanos, Álvaro Baraibar. «Hemos sentido que las llamadas y contactos realizados por la Dirección de Paz y Convivencia a las víctimas de ETA han sido utilizadas por la consejera y el director de manera interesada». Y desmienten que estén «muy agradecidos por la creación de la Dirección de Paz, Convivencia y Derechos Humanos. Al contrario, para las víctimas de ETA es una manera de maquillar la presencia de EH Bildu en el Gobierno y blanquear su relación con la banda terrorista».

Además, rechazan el lenguaje utilizado por el Gobierno de Navarra, para tratar de confundir la realidad vivida con el terrorismo de ETA, usando expresiones como: «todo tipo de víctimas», «de uno y otro lado», «de todas las violencias».

Las víctimas del terrorismo etarra aseguran que «queremos vivir en una comunidad donde las fotos de los asesinos no presidan los escenarios festivos. Donde no se llamen presos políticos a los terroristas. Donde no se quiera tapar la historia reciente con la memoria pasada».

Finalmente piden al Gobierno de Uxue Barkos «que exija a ETA que se disuelva, que colabore con los casos sin resolver, autentico drama familiar, que exija la devolución de las armas y el perdón público a la sociedad por tanto dolor causado».