Incendio en una chabola adyacente a la parroquia de Santo Domingo de la Calzada
Incendio en una chabola adyacente a la parroquia de Santo Domingo de la Calzada - TELEMADRID

La parroquia de la Cañada Real, destrozada por un incendio como consecuencia de una riña entre vecinos

La iglesia de Santo Domingo de la Calzada ha quedado con la cubierta carbonizada

MADRIDActualizado:

La iglesia de Santo Domingo de la Calzada, situada en el sector VI de la Cañada Real, amaneció el pasado jueves con la cubierta completamente carbonizada como consecuencia de un incendio.

El fuego se originó a medianoche en una de las chabolas adyacentes a la parroquia después de una riña entre los vecinos. Al arder las chabolas, las llamas alcanzaron la iglesia. El fuego se propagó a la techumbre de madera, por lo que la cubierta ha quedado seriamente dañada. El interior también está destrozado por el fuego y el agua empleada para extinguir el fuego. Menos las sillas de plástico y una mesa, casi todo ha quedado «arrasado».

El párroco de Santo Domingo de la Calzada, Agustín Rodríguez ha apuntado a Efe que posiblemente el fuego llegó a su parroquia después de que ardiera material de las casetas que estaba apoyado en la pared de la iglesia.

Cuando los Bomberos y la Policía llegó hasta el lugar, no había nadie dentro de la parroquia. Tampoco hubo que lamentar víctimas, ni siquiera intoxicados ni heridos.

«Este es un espacio multifuncional e inclusivo en el que se desarrollan actividades para mucha gente y también un sitio donde personas drogodependientes vienen a charlar, descansar o lavarse», ha explicado el párroco, que lleva al frente de la parroquia de la antigua vía pecuaria doce años.

Precisamente fueron drogodependientes los primeros en intentar apagar el fuego y que nadie entrara a robar después de que los bomberos y la policía se fueran, ha manifestado, agradecido, Agustín Rodríguez.

«Ahora lo importante es resolver cuanto antes esta situación para que las personas que acuden aquí cada día tengan lo que tienen que tener». Rodríguez confía en que «poco a poco» conseguirán volver a la normalidad. «Esta techumbre no es la de Notre Dame pero es la nuestra», ha apostillado, que aún no ha valorado la cuantía de los daños.