AYUNTAMIENTO DE MADRID

Malasaña se renueva: aceras anchas en Conde Duque, reforma del Dos de Mayo y sin zona azul del SER

La calle del Pez será peatonal los domingos de 10 a 15 horas. Los cortes de tráfico y prohibición de aparcar en la zona afectarán a las calles Pozas, Minas, Marqués de Santa Ana, Jesús del Valle, Madera o Molino de Viento

MADRIDActualizado:

Antes de que entre en vigor el nuevo Área de Prioridad Residencial (APR) el próximo julio, Malasaña se someterá a una remodelación para adaptar sus aceras, renovar su pavimento y mejorar las zonas verdes de los barrios de Universidad y Justicia. A la remodelación de las once calles del barrio de Chueca, que se terminarán en junio, se unirá la reurbanización de las calles Álamo, Amaniel y de los Reyes, entre la plaza de los Mostenses y la calle de Conde Duque, y las calles de la Palma y de Vicente Ferrer, entre Amaniel y San Bernardo. Todas estas intervenciones contarán con un presupuesto de 2,6 millones de euros, con cargo a las Inversiones Financieramente Sostenibles.

Además de las calles, también se intervendrá en las plazas. En la del Dos de Mayo se rehabilitará el pavimento, las zonas verdes y las áreas infantiles y de mayores, con un presupuesto de 200.000 euros. En la futura plaza de la Memoria Trans, situada en la confluencia de San Gregorio y San Lucas, se invertirán otros 50.000 euros para plantar nuevos árboles y ampliar la zona infantil. En la plaza de la Luna se incluirá también una zona infantil y juvenil por un monto de 80.000 euros. En Villa de París, a su vez con un presupuesto de 60.000 euros, se ampliará la zona canina en la que se instalará un aparato de gimnasia para perros.

«Se ampliarán aceras, se generará un espacio en plataforma única, se introducirá arbolado, se garantizará la accesibilidad universal con un eje norte-sur de prioridad peatonal», explicó ayer el concejal-presidente del distrito Centro y delegado de Economía, Jorge García Castaño, desde las pistas deportivas de Conde Duque, en la calle de Santa Cruz de Marcenado. Precisamente, en estos los jardines, se ampliará la pista de fútbol sala para acondicionarla a las dimensiones reglamentarias para poder celebrar competiciones municipales.

Un cambio que no necesitará de obra, pero que implicará una transformación significativa es el de la calle del Pez: todos los domingos, de 10 a 15 horas, este rincón emblemático de Malasaña será peatonal. Los cortes de tráfico y la prohibición de aparcar afectarán también a tramos de calles colindantes como la de Pozas, Minas, Marqués de Santa Ana, Jesús del valle, Madera o Molino de Viento.

Para garantizar la accesibilidad universal en ambos barrios, se eliminarán las plazas de estacionamiento en superficie. Con el objetivo de compensar esta pérdida en Justicia y Universidad, el Ayuntamiento convertirá toda la zona del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) en plazas verdes. Además, se duplicarán las reservas de motos en la calzada.