El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero
El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero - JAIME GARCÍA
ENTREVISTA

Enrique Ruiz Escudero: «Ya hay 1.600 camas para hospitalización a domicilio en la región»

El consejero de Sanidad estrena un nuevo sistema que permite ir a la farmacia con la receta del especialista: ahorrará muchas visitas al médico de atención primaria

MADRIDActualizado:

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, gestiona cerca de 8.000 millones de euros, el 43 por ciento del presupuesto regional.

Su Plan de reforma de hospitales no lo va a poder ver casi ni empezado en esta legislatura.

–Su Plan de reforma de hospitales no lo va a poder ver casi ni empezado en esta legislatura.

–El plan era una necesidad. En Madrid tenemos hospitales muy modernos, pero otros que pasan de los 40 y 50 años, concebidos con una arquitectura hospitalaria que hay que reformar porque el peso de servicios como las urgencias, por ejemplo, es ahora mucho mayor.El modelo de infraestructura hospitalaria va a cambiar: que no tengan baños compartidos, habitaciones individuales que se puedan doblar, etc.

–Y hay que trabajar también en revertir los recortes de personal...

–Durante esta legislatura se han incorporado casi 2.000 profesionales.

–¿Se siguen haciendo operaciones por las tardes y fin de semana, tras la sentencia del Supremo anulando los pactos de gestión?

– Si. Dentro del programa de cada hospital se plantea cómo tratar de eliminar las listas de espera, y se llega a acuerdos entre la gerencia del hospital y sus profesionales.

–¿Cómo están las listas de espera para operarse en Madrid?

–En unos 50 días: Madrid y País Vasco somos las comunidades con menor lista de espera. A principio de legislatura nos encontramos con unos 83.000 pacientes y unos cerca de 70 días de espera. La estrategia fue bajar los días de media, cuando se habilitó la posibilidad de operar por las tardes. Se ha ido bajando paulatinamente, y también en número: estamos ahora en 71.000 pacientes en lista de espera.

– ¿Está ya implantando el módulo único de prescripción?

–Si. Hasta ahora, cuando un paciente va al hospital, el especialista allí le da una receta en papel y con ella iba a su médico de atención primaria para que le hiciera la prescripción. Esta semana lanzamos el módulo único de prescripción: de aquí a diciembre estará desplegado, para que el paciente no tenga que hacer ese paso intermedio, y con lo que le prescriba tanto Summa, primaria o el hospital, pueda ir a la farmacia. Eso acortará ese ciclo.

–Podemos ha llevado a la Fiscalía que determinadas operaciones son más caras en las concesionarias que en las públicas.

–No es cierto que el precio esté en esos porcentajes superiores; somos los primeros interesados en que no sea así.

–Hace un año hablaba de un plan para financiar la píldora del día siguiente. ¿Cómo está?

–No se ha producido avance al respecto. Era un borrador sobre lo que se pretendía hacer. Pero dentro de la cartera de medicamentos del Ministerio de Sanidad, no está incluido que se pueda llegar a pagar. En este sentido, cuando se sacó al portal de transparencia este plan del Abordaje de Embarazos no Deseados, tuvo mucha contestación. Cuando uno recibe tanta contestacíon, hay que repensarlo y saber bien a donde va. Está, de momento, en «stand by».

–Han iniciado la tramitación de la Ley de Farmacia. Sectores de la enfermería lo ven como una amenaza.

–Pretende actualizar una ley que lleva 20 años vigentes, reforzando su papel de salud, y actualizando los horarios para que tuviesen flexibilidad para abrir y cerrar. Y valorar para determinadas situaciones, para pacientes con movilidad reducida o mas vulnerables, que los farmacéuticos también tuviesen la responsabilidad sobre la medicación. Siempre respetando el ámbito competencial de cada profesión sanitaria.

–Ahora empiezan a tramitarse la Ley de Salud Pública. ¿Va a dar tiempo?

–Vamos un poco justos. Es una ley importante, se ha trabajado más de dos años en ella, tratamos temas tan importantes como la alimentación, las adicciones, etc. Es una ley pensando en los sanos, en darles herramientas para que sus hábitos sean más saludables.

–¿Qué aconseja contra el autoconsumo de medicamentos?

–El mejor lugar para guardar los medicamentos es la farmacia. Se va mejorando mucho, pero hay auténticas farmacias en las casas, y acaban caducando los medicamentos. Y hay una parte cultural, entender que por el hecho de que vaya al médico no siempre me tiene que prescribir un medicamento. Esto requiere una labor muy pedagógica.

–¿Dónde se aplica ya la telemedicina?

–Es una herramienta fundamental. Hay múltiples ejemplos: en atención primaria, con residencias, de residencias con hospitales... Estamos dando la base tecnológica para que todos los hospitales y centros de salud que nos requieran ese servicio puedan ponerlo a funcionar. Hay experiencias de toda índole: la Unidad de Atención al Paciente Institucionalizado del hospital Puerta de Hierro establece un servicio de telemedicina con las residencias que están en el área de influencia del hospital. Con una videoconferencia, y en un lado el personal de urgencias o el geriatra, y por otro el médico de la residencia con el paciente. Esto ha permitido optimizar tratamientos, evitar desplazamientos del paciente, enviar a una enfermera a las residencias, y un ahorro de 9 millones de euros en un año. Otro ejemplo: un servicio de teledermatología de la atención primaria con el hospital de Villalba: el médico de Villalba manda una fotografía de la lesión, y el especialista contesta, o hace diagnóstico, o le pide al médico de primaria verla con el paciente al lado, o le hace que vaya al hospital por si tiene que biopsiar. El compromiso del hospital es contestar antes de 72 horas. También hemos aplicado la telemedicina en las fiestas de San Sebastián de los Reyes, para los encierros: desde el hospital de campaña se conecta con el hospital. Eso va a formar parte de la vida de los hospitales. Y nuestro gran crecimiento va a ser la hospitalización domiciliaria.

–¿En qué consiste?

–La Comunidad de Madrid ya tiene 1.600 camas en distintos hospitales que atienden a domicilio. Ese va a ser el gran hospital de los madrileños. El Infanta Leonor, el Hospital Clínico y el de la Cruz Roja, fueron pioneros en establecer que si el paciente tiene unas condiciones de habitabilidad apropiadas y si el papel del cuidador está a la altura para poder asumir esos cuidados, los recibiera en casa. Y ha funcionado: se evitan infecciones, hay mayor confort para la familia y el paciente, y evita posibles frecuentaciones posteriores. Es algo en lo que tenemos que seguir creciendo. En el Infanta Leonor, por ejemplo, el servicio de urgencias tiene una unidad con médicos y enfermeras que establecen una videoconferencia con el paciente, y se le dan los tratamientos y cuidados que precisa; establecen dos consultas diarias, estar conectados... la labor que hariámos en el hospital lo hacemos en el domicilio, con cuidados domiciliarios con rango de hospitalización. La experiencia está funcionando muy bien. Se incluyen también aquí los cuidados paliativos.

–Los cuidados paliativos son los grandes desconocidos de la sanidad madrileña.

–Hay que reconocer que el plan de paliativos de la Comunidad es uno de los más importantes, y que ha permitido que algo que era fundamental en el proceso de morir, cuando ya el tratamiento curativo no puede llegar. Entonces hay que valorar cuál va a ser ese proceso hasta que se produzca la muerte, que sea sin dolor, aceptando las necesidades que tenga el paciente, religiosas, morales o éticas, y que lo haga en un entorno donde se sienta cómodo. Este es un salto cualitativo, porque deja el debate de la eutanasia totalmente fuera de lugar.

–Ley de Eutanasia, qué le parece

–Tiene poco sentido. Creo que es una ley que si se lanza es para establecer un debate que no existe ahora mismo dentro de la sociedad. Si uno tiene unos buenos cuidados paliativos... porque lo que viene a decir es que en determinadas situaciones, cuando el dolor puede al paciente, cuando la situación sea extremadamente complicada, se pueda tomar esa decisión. Pero creo que un sistema sanitario tiene que tener las herramientas suficientes para evitar que se tenga que llegar a tomar esta decisión. Si uno tiene un buen sistema de cuidados paliativos, que es en lo que deberíamos profundizar, ese debate es innecesario. A la CAM no se nos plantea por ningún tipo de sociedad científica ni asociacion, y creemos que es porque se da esa cobertura asistencia sociosanitaria en esa fase final de la vida. Y si uno tiene esa herramienta, no es necesario plantear ese debate, que creo que el gobierno de PS muchas veces plantea debates cuando son innecesarios.

–Por ejemplo, el Decreto ley de Universalidad

–Por ejemplo: fue el único punto del orden del día del consejo interterritorial, nada más llegar ella, y se vio una precipitación absoluta, con un debate innecesario. Ya se había tratado ese tema, todas las ccaa dabamos ya cobertura a todos los inmigrantes que venían en situción irregular, y no se hizo un estudio de si había personas que estaban fuera de esa cobertura asistencial, ni de si había una memoria económica de cuánto nos costaría esa situación, y sobre todo es un decreto que sólo genera más dudas de las que había. porque hay determinadas situaciones que no han conseguido solventar en un desarrollo reglamentario que parece que no llega nunca. Ha sido generar un debate innecesario cuando ya las ccaa lo tenían resuelto, y algo mucho más grave, que ha confundido la cobertura asistencial con el aseguramiento, que son cosas distintas. Asistencialmente, todas la ccaa. Madrid tiene el número de inmigrantes que hemos atendido y el coste que ha tenido para el SERMAS. Fue tratar de buscar no sé qué debate de algo que no era un problema, que ya estaba solucionado por parte de las ccaa. Es otra medida más de estar generando debates donde no los hay, y una administracion está para solucionar problemas, no para crear debates innecesarios.

–renunon ya cion la última ministra

–no todavía no, Hemos pedido reunión. Queremos hablar de la universalidad y de otro tema importante, la financiación: a nosotros en la CAM hay infrafinanciación, 1.500 millones de menos que recibimos y que repercute en la sanidad madrileña. Hay otros puntos de funcionamiento de nuestra competencia.

-Garrido

-Mi deseo es que sea el candidato del PP. Sería y es un candidato excelente. El es la revolución de la normalidad, una persona inteligente y tranquila que lleva con firmeza la CAM y cuenta con el apoyo y el cariño de todo el Gobierno y de todo el PP. Sería un buenísimo candidato, lo ha demostrado en este tiempo y mi apoyo es total hacia él.