La nave asaltada, en Móstoles
La nave asaltada, en Móstoles - ABC

Cuatro encapuchados asaltan una nave de mensajería y se llevan dos cajas de caudales

También se investiga el robo de jamones 5 jotas de una empresa de Alcalá de Henares

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Policía Nacional anda tras la pista de una banda organizada que asaltó una nave de una empresa de mensajería en Móstoles y se llevó, entre otras cosas, varios televisores y dos cajas de caudales. El clan actuó de manera perfectamente organizada y no se descarta que estén detrás de otros golpes similares. Asimismo, se investiga el robo en un establecimiento de Alcalá de Henares en el que los ladrones, no se sabe si del mismo grupo u otro, se apoderaron de un importante número de jamones 5 jotas, de alto valor. Este «palo» ocurrió en un comercio «gourmet» de la ciudad complutense, precisaron fuentes de la investigación.

El asalto en Móstoles tuvo lugar en la nave que la empresa de paquetería MRW posee en la calle de Torres Quevedo, 5. Eran las seis y media del sábado, cuando ya había anochecido, indicaron nuestros informantes. Se trata de al menos cuatro individuos que, encapuchados, llegaron en un BMW cuyo modelo y color no ha trascendido y que muy probablemente sea robado.

También televisores

Los delincuentes llevaban también guantes puestos, para evitar dejar cualquier huella. Este es un indicio más que apunta a que deben de tener antecedentes policiales por hechos similares y están fichados. Forzaron la puerta principal de acceso y se apoderaron de varios televisores, paquetes y dos cajas de caudales, entre otros enseres. Al cierre de esta edición, se esperaba a que la empresa realizara un inventario exhaustivo del material robado. El botín lo cargaron en una furgoneta blanca de la marca Ford, y huyeron. No consta que las instalaciones contaran con vigilancia privada.

Como informó ABC la semana pasada, la Policía Nacional y la Guardia Civil vienen percibiendo en los últimos meses un repunte de los robos en establecimientos. Especialmente llamativos son los que se cometen por los métodos del alunizaje y las mazas, en los que están participando personas muy jóvenes, de entre 18 y 20 años, sin apenas experiencia delictiva a sus espaldas. Esta criminalidad asciende, además, en la campaña navideña.