Aficionados del Inter de Milán, en 2010, en la Puerta del Sol
Aficionados del Inter de Milán, en 2010, en la Puerta del Sol - AFP
Patrocinado por:Santander

Champions LeagueEl precedente de la final del Bernabéu que todos esperan que se repita

Los hoteleros madrileños prevén una ocupación superior al 95% con motivo de la Champions League

MadridActualizado:

Madrid ha acogido cinco flinales de la Champions en toda su historia; dos de ellas en la última década si contamos la que se disputará este año. Hoteleros y comerciantes esperan que se repitan los datos que dejó el partido entre el Inter de Milán y el Bayern de Múnich de 2010, en el Bernabéu: «Ojalá se mejore». La ocupación de los hoteles para la noche del 22 al 23 de mayo hace nueve años fue del 99% y la cita deportiva dejó en Madrid un impacto económico de 50 millones de euros. En esta ocasión, asociaciones empresariales aseguran a este diario que esperan que la crifra oscile los 40 y los 50, analizando los datos de las últimas finales de la competición en Lisboa, Berlín, Milán y Cardiff.

Por otra parte, los hoteleros madrileños –en consonancia con lo que ocurrió hace nueve años– prevén alcanzar una ocupación media superior al 95%, según una encuesta realizada por la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid a la que ha tenido acceso este diario, siendo el nivel de reservas similar en todas las categorías de alojamiento.

Los hoteleros aseguran que la final deportiva potenciará la imagen de Madrid como «destino internacional» y pondrá de manifiesto, como ya ha sucedido en otros grandes acontecimientos, la capacidad que tiene la capital para acoger grandes eventos deportivos de alcance internacional.

«Que la final de la Champions League se dispute en Madrid es una gran oportunidad para dar a conocer a los cientos de aficionados que nos visiten durante esos días la calidad y el servicio de excelencia de la planta hotelera madrileña, así como nuestra amplia oferta cultural, gastronómica y de ocio de cara a que tengan una experiencia inolvidable que les motive a visitar nuevamente la capital», ha señalado la secretaria general de la AEHM, Mar de Miguel.

Este fuerte incremento en la demanda ha empujado la ocupación de los establecimientos de Madrid a máximos de mercado, lo que ha provocado un aumento de las tarifas tanto en los vuelos, como en los hoteles y viviendas de uso turístico. Un comportamiento que, como explica el gerente de mercado de STR para España y Portugal, Javier Serrano, «se ha producido en aquellas ciudades en las que se han celebrado las cinco últimas finales de la Champions League, con una media de crecimiento en las tarifas hoteleras por encima del 200%, como sucedió en 2014 en Lisboa, en 2015 en Berlín, en 2016 en Milán, en 2017 en Cardiff y en 2018 en Kiev; este último con un aumento por encima del 350%».

El último precedente en la capital en el que fijarse para hacer una estimación fue la final de la Copa Libertadores, que enfrentó al River Plate y al Boca Juniors. Tal y como publicó entonces este diario, la patronal madrileña CEIM cifró el impacto del partido en 42 millones, algo que superará debido al «gran atractivo» que tiene esta competición.

Se espera que a lo largo del fin de semana lleguen a Madrid más de 100.000 seguidores ingleses para vivir la final, aunque poco más de la mitad de ellos podrán hacerlo «in situ» debido a la capacidad del Wanda Metropolitano, de 68.000 asientos. Madrid se blindará a los «hoolingans» que bañarán en oro la capital no solo con el alquiler de alojamientos, sino también con lo que gasten esos días en comida, ocio y bebida.

Para la celebración, las «fan zones» estarán instaladas en Colón y en la Plaza de Felipe II, a apenas un kilómetro de distancia. El refuerzo de efectivos policiales se hará patente en esos dos puntos de la ciudad. El Totteham vivirá la victoria en Colón y será el Liverpool quien lo haga en Felipe II.

Pero los eventos empezarán dos días antes del partido que consagrará al nuevo campeón de Europa. Un campo de fútbol artificial con gradas ocupará el suelo de la Plaza Mayor para acoger partidos tanto de jugadores veteranos como de equipos juveniles madrileños que ganarán su particular copa de Europa en el entorno, declarado Bien de Interés Cultural en 1985.

Por otro lado, en la Puerta del Sol actuarán músicos de forma gratuita. Los cabezas de cartel serán los DJ Dimitri Vegas y Like Mike.