Parquímetro en Chamartín, dentro de la almendra central
Parquímetro en Chamartín, dentro de la almendra central - ÁNGEL NAVARRETE

Carmena dice que no estudia llevar el SER a seis distritos donde propone ubicar aparcamientos disuasorios

Lo incluyó en la presentación de estos nuevos parkings, pero rectifica y afirma que no están estudio

MADRIDActualizado:

Una de las obsesiones del Gobierno de Ahora Madrid es disminuir el tráfico en la almendra central para reducir los niveles de contaminación. El jueves se pudo conocer que el Área de Medio Ambiente y Movilidad planeaba extender el Servicio de Estacionamiento Limitado (SER) a la periferia de la capital con motivo de la construcción de diez aparcamientos disuasorios, pero ayer confirmó que esta idea la han aparcado. Los lugares para emplazamiento de los nuevos parkings es ubicarían en el entorno de la M-40 y afecta a seis distritos: Pitis (Fuencarral-El Pardo), Fuente de la Mora (Hortaleza), Canillejas y Estadio Olímpico (San Blas-Canillejas), Santa Eugenia (Villa de Vallecas), San Cristóbal y Villaverde Alto (Villaverde), Cuatro Vientos, Aviación Española y Colonia Jardín (Latina).

El Área de Medio Ambiente y Movilidad anunció ayer que ha presentado este programa al Consorcio Regional de Transportes y que lo ve con buenos ojos. Los parkings se ubicarían a 50 o 200 metros de estaciones de transporte público. En total cabrán 15.000 coches. Cada uno, con unas 500 plazas. Según informó la delegada del ramo, Inés Sabanés, su construcción está presupuestada en unos 78 millones de euros y podrían ser una realidad en 2017. La edil trasladó que la Administración estatal y regional también harán sus aportaciones, tanto de nuevos emplazamientos como económicas y de terrenos.

Tarifas

Se estudia su gratuidad para quien demuestre el uso de títulos de transporte público. Se podrán usar como aparcamientos rotatorios, pero con tiempo límite y tarifa normal. El uso disuasorio se autorizará en un amplio margen horario que no podrá exceder de veinticuatro horas.

Dispondrán de sistemas de pago «ágiles, cómodos y eficientes, incluyendo el pago mediante dispositivos electrónicos y aplicaciones de dispositivos móviles, que permitirán el control telemático del uso disuasorio», detallaron.

Se podrán utilizar como aparcamientos rotatorios, pero con tiempo límite y tarifa normal. El uso rotatorio del aparcamiento se realizará conforme a las tarifas municipales que, en su caso, podrán establecer recargos para asegurar el destino disuasorio de la infraestructura, evitando con ello el estacionamiento de los vehículos vinculados a los centros de trabajo, industriales y comerciales que pudiera haber en la proximidad de los aparcamientos disuasorios.